LOS PRINCIPALES L DERES DEL MUNDO VENDR N A BUENOS AIRES A FINES DE 2018

El Gobierno quiere "evacuar" la Ciudad para recibir al G20 en Costa Salguero

Considera el complejo a orillas del río para recibir a los mandatarios mundiales, mientras se evalúa dictar un feriado para disminuir posibles focos de protesta

La Casa Rosada trabaja con sigilo en la preparación de la cumbre de líderes mundiales que tendrá lugar a fines de 2018 en Buenos Aires, como corolario de la presidencia argentina del G20, el foro que nuclea a los principales países industrializados y a los emergentes para la cooperación en asuntos económicos y financieros.

El binomio que forman el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y la coordinadora general de la Unidad Técnica G20, Natalia Zang, aceita el engranaje de un equipo interministerial que evaluó en las últimas semanas varias locaciones para la cumbre a la que asistirán, entre otros, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump; el jefe de estado ruso, Vladimir Putin, y el primer mandatario chino, Xi Jinping. Las deliberaciones, de momento, llevaron a concluir que el encuentro debe realizarse en el centro Costa Salguero, ubicado en Costanera Norte.

El centro de convenciones a orillas del Río de la Plata ofrece, a juicio del Gobierno, varias ventajas en materia de organización y seguridad. La barrera natural que ofrece el agua asegura un escape por vía fluvial en caso de emergencia y simplifica el control del espacio aéreo. A su vez, la distancia al entramado urbano facilita los desplazamientos hacia los alojamientos (entre ellos, el Hotel Alvear) y las maniobras preventivas de los anillos de seguridad que buscan evitar la protesta social.

En esa misma línea, y para evitar situaciones de conflicto como las que se vivieron en la reciente cumbre de Hamburgo, el Gobierno prepara medidas para mitigar las manifestaciones y un colapso de la Ciudad.

Al despacho del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, llegó una solicitud de colaboración para persuadir a los porteños de abandonar sus hogares en los días de la cumbre, que posiblemente ocurra el viernes 30 de noviembre y el sábado 1´ de diciembre. Para ello, de Balcarce 50 a Uspallata 3160 se trasladó el pedido de decretar un feriado local y de ese modo evitar congestiones de tránsito. Y se especula incluso con ofrecer paquetes turísticos con descuentos para lograr una "evacuación voluntaria" de la Ciudad.

El feriado local evitaría, por tanto, que agrupaciones políticas y movimientos sociales tengan capacidad de maniobra para traer militantes a la capital. De todos modos, el termómetro de la protesta social se irá tomando mes a mes con las más de 50 reuniones preparatorias de la cumbre final, y que el Gobierno pretende llevar, a partir de abril, a diferentes ciudades bajo la consigna de un "G20 federal". Mendoza, Córdoba, Mar del Plata y Bariloche son algunas de las sedes elegidas.

En paralelo, el "subcomité" que opera bajo la tutela de la ministra Patricia Bullrich ve el G20 como la oportunidad de reequipar a las fuerzas armadas y de seguridad, pese al fuerte ajuste presupuestario que avizoran para el próximo año.

Tanto en la cartera de la ministra como en el Ministerio de Defensa, ahora con Oscar Aguad, consideran que será posible avanzar en ese camino si el Presupuesto avala nuevas operaciones de endeudamiento por sin afectar los objetivos del Gobierno para reducir el déficit fiscal. El Decreto de Necesidad y Urgencia publicado hace una semana marca el camino a seguir.

 

Tags relacionados