El Gobierno negocia con sus aliados e intenta mantener la vicepresidencia dentro del PRO

Las reuniones de hoy y mañana discutirán posibles alianzas con sectores del peronismo en las provincias. La inscripción de alianzas vence el miércoles y es clave para ver si Cambiemos permite candidatos extrapartidarios.

Las próximas 48 horas estarán dominadas por la tensión en el oficialismo, entre las últimas intentonas de cerrar alianzas distritales con el peronismo (y sin Sergio Massa), hasta la compulsa por si la UCR logra anotarse al compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri.

La agenda comenzará hoy con una reunión de la mesa del PRO. Allí, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, discutirá la estrategia a seguir de cara a la inscripción de alianzas, junto con la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.

El macrismo ya da por cerrada las negociaciones con Massa. "Es muy difícil", decía ayer uno de los responsables de la mesa del PRO. En cambio, todavía ven viable anotar alianzas distritales con referentes peronistas como los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba) y el senador Miguel Pichetto. El miércoles vence el plazo para anotar alianzas nacionales y distritales. Ante un escenario de elección reñida y polarizada con el kirchnerismo, que la gobernadora María Eugenia Vidal pueda sumar votos (aunque sean pocos) por llevar la boleta de un precandidato del peronismo como Urtubey, sigue siendo de interés para varios referentes de la mesa del PRO.

En tanto que el martes, la Rosada recibiría a sus pares de la UCR y la Coalición Cívica. En esa reunión participarán todos los mandatarios de Cambiemos: además de Vidal y Larreta, los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy). El radicalismo presiona para conseguir la vicepresidencia y postula tanto a Ernesto Sanz (quien participará de la reunión porque integra la Comisión de Acción Política), así como a legisladores como Karina Banfi o Mario Negri.

Según la UCR, la última semana, Peña les pidió que les acerquen posibles candidatos a vice entre los correligionarios. Y, desde este sector, dicen que esa sería el acuerdo para que el radicalismo no presente internas a la lista de Macri, con una precandidatura de Martín Lousteau a presidente. Pero en el PRO toman esto solo como una amenaza para negociar espacios y no ven posible una interna.

Respecto al vicepresidente, cerca del jefe de Gabinete consideran que el compañero de fórmula debe ser alguien "leal" a Macri. Y también asumen que debería ser mujer. Dos posibilidades que manejaban en el Gobierno: una referente del PRO, como Gabriela Michetti, o alguna figura de la sociedad civil. Esta negociación se extenderá hasta el 22 de junio cuando se inscriban los nombres de los candidatos.

Pero todo esto dependerá de una negociación mayor. Cambiemos quiere expandir su alianza con referentes del peronismo. Para eso entonces debería relegar espacios del PRO, la UCR y la Coalición Cívica, en las listas de legisladores. Esa arquitectura electoral será una de las claves de las discusiones de las próximas 48 horas, donde la tensión puede llegar a aumentar y Cambiemos mostrar cierta turbulencia interna.

Cuando se anoten las alianzas, este miércoles, también habrá que prestar atención a la letra chica. Es que Cambiemos puede poner como cláusula que los candidatos del espacio tengan que ser si o si de algún partido integrante de esta alianza. O que los postulantes puedan surgir de entre candidatos extra-partidarios.

Tags relacionados
Noticias del día