El Gobierno elige la cautela y no tensar el vínculo con un empresariado molesto

Ante las críticas que arrecian por el cepo a las exportaciones y el congelamiento de tarifas, los funcionarios se llamaron a silencio y optaron por la moderación ante el inicio de una semana complicada.

Cuando la relación entre el Gobierno y el sector privado atraviesa una fase de tensión y el paro que este lunes protagonizarán las principales entidades agropecuarias aparece como un abierto desafío al cepo a las exportaciones, el gabinete de Alberto Fernández prefirió callar y no agrandar un conflicto que el fin de semana sumó nuevos elementos.

En vísperas del cese de la comercialización de granos, el Foro de Convergencia Empresarial emitió un duro comunicado apuntando a las más recientes medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo y que, desde su perspectiva, lleva a una innecesaria "intervención del Estado en las actividades del sector privado" con el riesgo de "efectos adversos" para lograr un crecimiento económico y un incremento del proceso de inversión privada, que se encuentra en mínimos históricos.

Los empresarios volvieron a rechazar la intervención del mercado de las telecomunicaciones, la restricción de exportaciones de maíz, el congelamiento de precios de alimentos y servicios, al igual que de las tarifas de electricidad y gas, y la anulación del aumento otorgado a la medicina prepaga.

En opinión del Foro, esto llevará a la disminución del área sembrada de los cultivos cuya exportación está prohibida o limitada, la pérdida de cabezas de ganado, el desplazamiento en mercados de exportación, la caída en los niveles de producción de gas y petróleo, más desabastecimiento de productos y pérdida de inversiones y empleo. Por ello, reclamaron "políticas que permitan revertir las expectativas, contribuir al crecimiento y generar oportunidades de progreso para todos los argentinos".

En varias terminales del Gobierno elegían este domingo callar y no responder las quejas elevadas contra acciones que tienen el sello de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Por el contrario, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, habló para asegurar que el Estado mantiene activos programas de asistencia y una serie de líneas de financiamiento para inversión, principalmente destinadas a pymes y cooperativas, para facilitar la reactivación productiva, como demandan varias gremiales empresarias.

Tras afrontar el segundo paro de actividades que protagonizarán las entidades agropecuarias, el Gobierno tiene por delante definir qué nivel de asistencia dará a las empresas que se declaran en crisis. Con el Programa ATP ya disuelto, la alternativa de asistencia pasa por el Repro II, que solo prevé una ayuda de $ 9000 por trabajador (contra el pago de medio sueldo que otorgaba el ATP), y a la vez líneas de créditos subsidiadas que van, principalmente, destinadas a cooperativas y pymes.

Tags relacionados
Noticias del día
Banco Central

La base monetaria mostró una contracción de 2,9% en febrero

La base monetaria mostró una contracción de 2,9% en febrero
Analistas señalan que la caída, superior a los $ 72.000 millones, es un reflejo de que la demanda de dinero no se recupera. La colocación de Pases y de Leliq permitió la esterilización de $ 172.000 millones

Juan Pablo Alvarez

Compartí tus comentarios