Por un viejo reclamo

El Gobierno comenzó a retener de los sueldos estatales una cuota para financiar a los gremios

Los trabajadores de la administración pública sin afiliación sindical ahora percibirán un 0,5% menos de sus ingresos. El dinero irá destinado a las centrales obreras por los gastos de representación.

Como parte de un acuerdo con los principales representantes de los empleados públicos, el Gobierno comenzó a retener una porción de los salarios de los trabajadores estatales para financiar la actividad de las organizaciones gremiales. Dicha retención, del 0,5% de las remuneraciones brutas, alcanza solo a aquellos trabajadores que no están afiliados y, por lo tanto, no contribuían con la cuota sindical.

La retención comenzó a reflejarse en los salarios de febrero, depositados en los primeros días de este mes, luego de homologarse el acuerdo firmado en diciembre de 2021 por las autoridades del Ejecutivo y la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y haber transcurrido 30 días desde su publicación en el Boletín Oficial. 

Acuerdo con el FMI: siguen las negociaciones de último momento para salvar el proyecto del Gobierno

La medida fue definida en el compromiso bipartito como un "Aporte Extraordinario Solidario" y regirá desde enero a mayo, cuando las partes deban negociar la paritaria 2022-2023. Es casi seguro que la exacción continuará más adelante, ya que el reclamo por el aporte se gestó durante el segundo mandato de Cristina Kirchner y quedó trunco. 

El aporte que harán los trabajadores no afiliados es similar al que se hace en otras actividades del sector privado, e impacta directamente sobre unos 33.000 empleados. De acuerdo a la última compulsa entre los principales gremios estatales, el 65% de la recaudación irá a a UPCN y el 35% restante va para ATE

Sube el salario mínimo: empresas y gremios responden al llamado del Gobierno y afinan propuestas

Al tomar estado público, desde ATE y UPCN desdramatizaron el asunto y notaron que la percepción es mínima en comparación con la cuota sindical que cobran, que ronda el 3% del salario bruto. También subrataron que no es un descuento compulsivo, sino que se establece en el ámbito paritario y viene a cuenta de la "gestión y posterior control del efectivo cumplimiento y correcta aplicación" de los acuerdos.

"Producto de las discusiones en el convenio colectivo de trabajo, los trabajadoers que no están afiliados reciben todos los beneficios que logran los trabajadores organizados: capacitación, patrocinio legal, y más", graficó un dirigente sindical en diálogo con este diario.

Los empresarios se unen al Gobierno: quieren el acuerdo con el FMI sí o sí

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios