Efectos de la pandemia

El FMI ve señales de más recuperación mundial y el BID alerta por Latinoamérica

Ambos organismos hicieron sus análisis sobre las perspectivas económicas globales.

El Fondo Monetario Internacional señaló el sábado que ve signos emergentes de una recuperación económica global más fuerte que la proyectada originalmente, mientras que el Banco Interamericano de Desarrollo mostró una visión más pesimista para Latinoamérica, ya que considera que solo crecerá 4,1% en 2021 tras la caída de 7,4% del año pasado y prevé una desaceleración a 2,5% anual en 2022.

El primer subdirector gerente del FMI, Geoffrey Okamoto, dijo que a principios de abril el Fondo actualizaría su pronóstico de enero para un crecimiento global del 5,5%, con el fin de reflejar el gasto adicional del estímulo fiscal en Estados Unidos, aunque no dio detalles.

En un discurso ante el Foro de Desarrollo de China, Okamoto expresó su preocupación por la creciente divergencia entre las economías avanzadas y los mercados emergentes, con unos 90 millones de personas debajo del umbral de pobreza extrema desde que comenzó la pandemia.

Okamoto dijo que China ya se había recuperado hasta los niveles de crecimiento previos a la pandemia, por delante de todas las grandes economías, aunque el consumo privado aún está rezagado.

Fuera de China, declaró, hay señales preocupantes de una brecha cada vez mayor entre las economías más ricas y los países de mercados emergentes. El FMI proyecta que el ingreso acumulativo por cápita en las naciones emergentes y en desarrollo, excluyendo China, caerá 22% entre 2020 y 2022 frente a los cálculos anteriores a la llegada de la pandemia, lo que empujará a más personas a la pobreza, indicó.

El panorama a futuro sigue siendo "extremadamente" incierto, dijo Okamoto, y añadió que no estaba claro cuánto más durará la pandemia y que el acceso a las vacunas sigue siendo dispar, al comparar los países ricos con las economías emergentes.

 Ante inversores en Nueva York, Guzmán defendió la meta de inflación y un crecimiento mayor al esperado}


Pesimismo en el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) pronosticó hoy una difícil recuperación de la economía en América latina y el Caribe debido a la debacle provocada por la pandemia, que agudizará la pobreza en el continente.

"La región saldrá de la crisis con un mayor endeudamiento, más pobreza y un aumento de la desigualdad del ingreso", indicó en un informe el organismo multilateral, reunido en Colombia desde el miércoles para su asamblea anual, según la agencia de noticias AFP.

De acuerdo con el reporte, Latinoamérica crecerá 4,1% en 2021 tras la caída de 7,4% del año pasado, cuando se produjo el peor desplome anual del que se tiene registro desde 1821.

Y se "prevé que esa expansión se desacelere hasta 2,5% anual en 2022 y años sucesivos", añadió.

Pero el "shock" generado por el desempleo masivo provocará un aumento de la pobreza extrema, que saltará de 12,1% a 14,6%, advierte el BID, y los países dependientes del turismo y la exportación de materias primas estarán particularmente expuestos al peligro.

A un año de la cuarentena, cómo afectaron las restricciones al PBI, la pobreza, el empleo y el dólar

Además, ese pronóstico dependerá "de la capacidad para vacunar" de los países y de que no se impongan nuevas restricciones que "tendrían un impacto adicional en la actividad económica", precisa el informe.

En caso contrario, un escenario negativo -por un crecimiento menor de la economía en Estados Unidos y Europa, nuevos brotes del virus y una lenta inmunización- "ralentizaría el crecimiento a solamente 0,8% en 2021", -1,1% en 2022 y 1,8% en 2023, señaló el organismo.

Desde antes de la llegada de la Covid-19 "la región ya venía perdiendo terreno en términos de su participación en el PIB global y la pandemia no ha hecho sino reforzar esa tendencia", sentencia el informe.

El continente fue uno de los más duramente castigados por la pandemia: con solo 8% de la población mundial, América latina y el Caribe registra alrededor de 25% del total de muertes por coronavirus (733.000).

Para evitar un escenario catastrófico, el BID insta a los países a emprender reformas fiscales urgentes que mejoren la eficiencia del gasto, amplíen la base tributaria, combatan la evasión fiscal y reduzcan la informalidad, entre otras medidas.

También pidió medidas que mejoren la productividad, impulsen cadenas de valor regionales, promuevan la economía digital y la creación de empleo, sin sacrificar el objetivo de ralentizar el cambio climático que amenaza particularmente a la región.

El informe fue presentado en el marco de la 61° asamblea de gobernadores del BID en la ciudad colombiana de Barranquilla, que alberga a los 48 países miembros de manera semivirtual hasta el domingo; evento inicialmente previsto para marzo de 2020, pero pospuesto dos veces por la pandemia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios