El Estado puso pie en la cerealera y la Justicia rechazó una demanda

Antes del encuentro entre Fernández y los representantes de la empresa, el Estado concretó la intervención de la agroexportadora Vicentin. La intervención, por 60 días, se oficializó luego de que el subinterventor Luciano Zarich ingresó a la sede administrativa de la empresa en la localidad santafesina de Avellaneda, junto al escribano oficial Carlos Gaitán y directivos de Vicentin.

Tras la llegada, Zarich y los directivos de la empresa iniciaron una reunión en la que se elaboró el acta acuerdo de traspaso formal de la empresa, comentaron fuentes oficiales.

El interventor de la compañía designado por el Ministerio de Economía es Gabriel Delgado, quien no pudo concurrir al norte de la provincia debido a que se encuentra convaleciente de una intervención quirúrgica. La intervención fue dispuesta a través del Decreto de Necesidad y Urgencia número 522/2020, publicado el martes en el Boletín Oficial.

En paralelo, ayer, el juez de Reconquista que tramita la causa Vicentin, Fabián Lorenzini, rechazó analizar el fondo de una demanda que había presentado el ex legislador radical Mario Barletta contra la intervención de la empresa. El magistrado evitó referirse a la cuestión por entender que Barletta carecía de legitimidad para plantear un requerimiento en el proceso.

El pedido del dirigente radical apuntaba a conseguir un amparo que derivara en la nulidad del DNU mediante el que el Gobierno anunció la intervención de la cerealera.

Según consignó La Nación, el juez respondió que Barletta no tiene ninguno de los roles que la Ley Concursal le reconoce al deudor, acreedor, tercero interesado, o al propio fiscal y que no plantea un recurso de amparo en sí mismo. El juez detalló que el fiscal del caso no debe intervenir, según el Código de Procedimientos, y rechazó el pedido que realizó Barletta por falta de legitimación y por improcedente.

Tags relacionados