Antonio Garamendi Lecanda, presidente de la CEOE

"El diálogo social es una pieza clave para el avance de un país"

El dirigente de la confederación madre de todas las gremiales empresarias de España visita el país junto con los reyes Felipe y Letizia. Ratificó el apoyo ibérico al país

Antonio Garamendi Lecanda, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), resaltó el vínculo entre la Argentina y España, tanto a nivel cultural como de oportunidades empresariales; reforzó la confianza en que el mal momento que atraviesa la Argentina sea coyuntural y destacó el "esfuerzo del gobierno del presidente Mauricio Macri por llevar adelante las reformas necesarias para que el país avance".

En diálogo con El Cronista, el dirigente empresario -que en noviembre asumió la titularidad de la organización de la que hasta ese momento era su vice- hizo un racconto de las herramientas que utilizó España para triplicar en pocos años la cantidad de empresas españolas exportadoras e introducirlas en el paradigma del siglo 21.

- La Argentina busca impulsar sus exportaciones y mira atentamente al modelo español. ¿Qué fue lo que cambió en su país para triplicar las empresas exportadoras?

- Básicamente, cambiamos de paradigma, dejamos la concepción de viejos sectores y entramos en un nuevo, que es la digitalización, la globalización, lo que significa la internacionalización de la empresa. Se pasó de 50.000 exportadoras a más de 150.000. Estuvimos en un encuentro con empresarios locales, invitados por el ministro Dante Sica, para hablar justamente de esa experiencia, de la internacionalización de la empresa, donde la digitalización es clave, y a la vez abre un abanico como la empleabilidad, que implica formación continua en un mundo que cambia todo el tiempo. Es clave saber que estamos en el mundo, que hay que aprovecharlo. Ponerle puertas al campo, no es nada rentable.

- Con el norte en la internacionalización de las empresas, ¿cuáles fueron los elementos clave para poder lograrlo?

- Una palabra que nos inspira mucho en España es la libertad. Creo que define muy bien cómo tiene que funcionar una empresa, ponernos un corset no vale para nada. Es en libertad como se puede avanzar, no hay otro camino. Además, en España, hemos logrado la paz social, el diálogo social. Es muy importante para avanzar en un país. La defino como la mejor infraestructura que puede tener un país. Implica que empresas y sindicatos se sienten a acordar y es una estrategia que tenemos y nos ha ido y nos está yendo muy bien. Tenemos 5000 mesas de negociación colectiva abiertas, donde empresas y sindicatos se sientan con clave de futuro. Este acuerdo social ha permitido las reformas necesarias para poder avanzar y gestionar los objetivos. El espíritu de diálogo es muy importante, aun cuando en algunos casos hay desacuerdos, lógicamente.

- ¿Cómo ven la situación argentina desde España?

- Hay un contexto es diferente, una situación mundial más complicada que hace uno o dos años. Nos guste o no, tenemos la guerra comercial EE.UU.-China; y la economía mundial que estaba creciendo al 4% ya no lo va a estar, estará en 3%, y hay países incluso que decrecen, que no es bueno. En Europa, tenemos el problema del Brexit, que es lo opuesto a la unidad. La Argentina está pasando un mal momento, sobre todo por las tasas de interés y la inflación, pero esperamos que sea un elemento pasajero, que se pueda controlar. Valoramos positivamente el esfuerzo del gobierno de Mauricio Macri en reformas que son las que pensamos necesarias para enderezar la situación.

- En medio del año electoral, ¿tienen alguna preocupación especial?

- No nos metemos en política, pero creemos que es muy importante que todo el país sea consciente de cómo son las cosas. Como está pasando en Europa y en España y es un problema en general, es que está tomando fuerza el populismo, que a veces llega a la radicalización. A todos nos gustaría que todo vaya mejor, son las grandes recetas de las aspiraciones de la humanidad. Pero otra cosa es poder gestionar, conjurar esas aspiraciones con la realidad, y tener en claro el esfuerzo que hay que hacer para conseguirlo. Es imposible que una sociedad avance sin que haya que hacer un esfuerzo. Creo que algo que el gobierno argentino está intentado.

- Hubo mucho interés del Gobierno por atraer inversiones que el contexto complicó...

- Las empresas españolas están, vinieron hace mucho tiempo y permanecen, son casi empresas argentinas. Porque cambió el paradigma, la empresa española ya no va a un país y vende todo y sale corriendo. Permanece, invierte, es parte del lugar donde está, incluso las pymes. Es un dato fundamental y clave para internacionalización.

- ¿Ese sería un buen resumen sobre la visita del Rey?

- Las empresas españolas confían en el país. Que haya venido el Rey de España significa un gran espaldarazo: aquí estamos, seguimos trabajando. Las empresas están a la expectativa de que los problemas en la Argentina sean algo coyuntural y se vayan resolviendo. Y aquí vamos a la estabilidad, que es clave para el espíritu de permanencia. La estabilidad la da un sistema, y permite hacer previsiones reales de cómo invertir, como trabajar a futuro, a corto mediano y largo plazo. Y de la mano de la estabilidad, siempre reclamo moderación, que permite tener diálogo, entender al otro, ceder algo para el propio objetivo. La moderación, creo, gestiona bien un país.

Tags relacionados