EN ENERO REGISTRÓ UN LEVE RETROCESO DE 0,2%, SEGÚN C LCULOS PRIVADOS

El consumo masivo sigue estancado pese a desaceleración de precios

La suba de la demanda en los supermercados no logró contrarrestar la baja en autoservicios y tiendas tradicionales. El año pasado las ventas cayeron por primera vez desde 2002

El consumo masivo volvió a caer levemente en enero en línea con el retroceso experimentado en 2014 y fue otra vez la disminución de las ventas en almacenes y autoservicios la que empujó la baja en el nivel de ventas.
El año pasado, por primera vez desde 2002, se retrajo el nivel de ventas en términos de volumen en supermercados, hipermercados, locales de cercanía, comercios tradicionales y autoservicios y la tendencia aún no cambia. En este sentido, aunque admiten que año pasado cayó, en el Gobierno consideran que el consumo está repuntando como consecuencia de la desaceleración de la inflación. Sin embargo, las cifras relevadas por CCR marcan que todavía no se puede hablar de una recomposición de la demanda.
De acuerdo al relevamiento que realiza la consultora de 143 categorías que incluyen alimentos secos envasados, heladera, freezer, bebidas con y sin alcohol, golosinas, limpieza y cosmética y tocador, el consumo se retrajo 0,2% en enero respecto al mismo mes de 2014 aunque el resultado no fue el mismo para los diversos canales de venta.
De esta manera, mientras en los supermercados, hipermercados y locales de cercanía la demanda aumentó 2,2% y mostró una recuperación ante la baja de 2,2% de diciembre, en el canal tradicional que nuclea a almacenes y autoservicios las ventas continuaron a la baja con una disminución de 2,3%.
"Es importante considerar que en enero de 2014 se produjo una devaluación que generó un fuerte incremento de precios y alteraciones tanto en el comportamiento de compra del consumidor como así también cambios para los canales de distribución", explicó el director de Trade Marketing de CCR, José Ignacio Amodei.
Para explicar las diferencias entre lo ocurrido entre los canales de ventas, desde CCR especificaron que el tradicional tiene mucha competencia, en particular de los formatos pequeños de las grandes cadenas que continúan avanzando, y además no muestran la misma agresividad comercial.
"El tema de los precios cuidados es más lábil que en las cadenas, no tienen capacidad para financiar, tienen una imagen de ser más caros por lo que se generaron cambios en los hábitos de los consumidores que se volcaron a otras variantes y hoy la gente visita en promedio más puntos de venta antes de comprar que en años anteriores", agregó Amodei para ayudar a determinar las causas de las diferencias de ventas en los mercados.
Por el contrario, en los supermercados subió la demanda en casi todos los rubros, salvo el de bebidas sin alcohol.
"Enero se caracterizó por tener un incremento en precios respecto de diciembre de 2014 de 1,5% que es sustancialmente menor al 3,2% que se dio entre enero de 2014 y diciembre de 2013", explicó Amodei.
De acuerdo a todos los índices de precios, tanto oficiales como privados, en febrero la suba de precios mostró una importante desaceleración pero las proyecciones de consumo igual no son buenas. De acuerdo al Centro de Investigación en Finanzas de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, en febrero el ndice Temprano de Consumo (ITC) cayó 11,8% respecto al mismo mes de 2014. El indicador estima variaciones en el consumo a precios constantes en el área metropolitana de Buenos Aires en base a variaciones en el flujo peatonal en centros comerciales. A nivel intermensual y sin desestacionalizar, el índice mostró un alza de 2,4%.

Tags relacionados