El campo negocia con el Gobierno por las exportaciones de maíz y el paro pierde fuerza

Según el compromiso inicial, la suspensión de las ventas al exterior de ese grano quedaría sin efecto, y los productores tomarían entonces la determinación de no llevar adelante la medida de fuerza que arrancaría el lunes.

El Gobierno tiene todo listo para retroceder con la medida que suspende la exportación de maíz, que al menos hasta hoy rige hasta marzo próximo, una determinación que dejaría sin efecto el paro que anunció el campo esta semana, justamente en protesta por esa prohibición, y que se desarrollaría entre el lunes y el miércoles próximos.

De acuerdo con las fuentes oficiales consultadas por El Cronista, esta posibilidad tomó mucha fuerza en las últimas horas, luego de que el Gobierno se reuniera con algunos de los actores de la cadena de valor del maíz.

"El panorama es mucho mejor que cuando se definió realizar la medida de fuerza porque hubieron avances. Hay ya un compromiso de ambas partes para que todo llegue a un acuerdo que permita que por un lado se reponga la posibilidad de exportar maíz, y por el otro que el mercado interno estará abastecido", sostuvo la fuente consultada.

Además, afirmó que "si nadie da un volantazo de último momento" antes del lunes se deberían anunciar ambos puntos. Durante esos encuentros los productores se encargaron de

despejar uno de los argumentos que esgrimió el Gobierno a la hora de lanzar la prohibición, es decir el cuidado de la provisión interna.

En este sentido, el compromiso de los productores es que no se estoquearán estos granos, sino que se comercializarán con total normalidad, algo que afirman siempre se hizo.

Otro punto importante es justamente la cantidad de maíz que hoy hay disponible. Los productores sostienen que ese volumen ronda entre los seis y los siete millones de toneladas, que alcanzaría a cubrir las necesidades internas hasta marzo próximo -cuando comienza la nueva campaña-, que se estiman en entre tres y cuatro millones de toneladas.

Más allá del desencuentro que hoy existe entre el Gobierno y el campo, lo cierto es que para las arcas del Estado no es menor lo que ocurra con las exportaciones de maíz.

Si la prohibición de vender ese grano al exterior se extendiera hasta marzo, tal como está planteado hoy, se perderían de recaudar nada menos que u$s 100 millones, una cifra importante en medio de la lucha del Gobierno por mejorar el la entrada de divisas.

Este cálculo surge de aplicar el 12% que tributa actualmente el cereal de retenciones sobre los u$s 810 millones que se perderán, según las estimaciones de las bolsas cereales de todo el país, por las exportaciones potenciales que no se concretarían si no se da marcha atrás

La exportación de maíz experimenta desde hace cuatro años aumentos significativos. En concreto, equivale a un 16% de las exportaciones totales y representan un 4,5% del PBI. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios