El 62% de la asistencia del FMI por el coronavirus fue a 21 países de Latinoamérica

Así lo informó la directora del organismo, Kristalina Georgieva, que resaltó el impacto negativo que tuvo la pandemia en la región, que este año sufrirá una recesión promedio de 8% y en 2021 se recuperará apenas 3,6%.

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, destacó que el 62% de la asistencia crediticia del organismo por la pandemia del coronavirus fue destinada a 21 países de América latina, que es la región que más sufrió la crisis global de 2020, según las estimaciones y proyecciones de crecimiento para el bienio.

"Esto es una fuerte crisis que combina un crisis sanitaria  y una crisis económica. Desafortunadamente para Latinoamérica el impacto será mayor. Estamos proyectando que la economía mundial se contraerá 4,4%, los emergentes 3,3% y Latinoamérica un 8%. Para 2021 más 5,2%, emergentes 6%, y latinoamerica 3,6%, estos números cuentan la historia de qué región recibió el mayor golpe", señaló Georgieva, en una disertación realizada con la American Society / Council of Americas.

Si se cumplen las previsiones del FMI, tanto el mundo como las economías emergentes podrán revertir el año que viene lo que perdieron este año, con un crecimiento de 0,5% y 2,5% acumulados en el bienio, respectivamente, pero América latina perderá 4,7%, lo que muestra la fragilidad de muchas de las economías de la región. Como ejemplo está Argentina, que caerá cerca de 11% este año y recuperará apenas entre 4% y 5% el año que viene, según las proyecciones de analistas, cifras peores a la media regional.

Por ello, Georgieva aseguró que el Fondo concentró esfuerzos en apoyar a los países más pobres de Latinoamérica y reveló que el 62% de la asistencia crediticia extraordinaria en el contexto de la pandemia, que asciende a unos u$s 100.000 millones, fue destinada a 21 estados de la región.

"El FMI en la crisis priorizó a Latinoamérica, de hecho el 62% de la asistencia de las líneas de financiamiento, que rondan los u$s 100.000 millones, fue dirigida a 21 países de Latinoamérica. Con esto quiero decir que actuamos rápido para soportar a los países más afectados por la crisis. Pero la próxima cuestión a pensar es cómo estos países pueden construir los bloques de un crecimiento inclusivo y sostenible", señaló.

Además, señaló que además de la asistencia la titular del Fondo indicó que darán apoyo financiero a los países pobres de la región para que tengan espacios fiscales y puedan girar su economía "a una más justa, más verde y más integrada digitalmente".  

"Tenemos una capacidad de préstamos de u$s 1 billón, y hemos prestado unos u$s 280.000 millones hasta ahora así que tenemos espacio para próximos apoyos a países miembros", comentó Georgieva.

Por último, si bien reconoció que la mayoría de los países se vio obligada a realizar expansiones fiscales con incrementos significativos del gasto público, especialmente en América latina, Georgieva remarcó la importancia de que, una vez recuperado el sendero de crecimiento, los gobiernos muestren planes de consolidación a mediano plazo que generen credibilidad.

"Claramente los límites que impuso la pandemia obligó a los países a elevar su gasto público, dado el aumento masivo del desempleo y de las quiebras de empresas. Pero esto en un ambiente de bajas tasas de interés, incrementos de stock de deuda y déficits más grandes, los gobiernos tienen que sostener la credibilidad mostrando planes de consolidación fiscal a mediano plazo. Ahora están expandiendo fiscalmente, pero a mediano plazo cuando la economía se recupere hay que tomar medidas en este sentido", finalizó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios