Efecto Boca - River: ahora los colectivos podrán tener cristales 'blindados'

Mediante una resolución publicada este jueves en el Boletín Oficial, el Gobierno modificó el Manual de Especificaciones Técnicas para el Transporte por Automotor de Pasajeros y habilitó esa posibilidad.

Mientras la televisión mostraba la lluvia de piedras que caía sobre el micro que llevaba a los jugadores de Boca rumbo al Monumental, en la previa de frustrada segunda final de la Libertadores, la pregunta era recurrente: ¿Cómo era posible que el colectivo no contara con cristales antivandálicos? La razón, ignorada por la mayoría, es que la legislación no habilitaba esa posibilidad en el transporte automotor de pasajeros.

Tras la barbarie, en el Ministerio de Transporte se discutió la necesidad de actualizar la normativa y finalmente se resolvió modificar el Manual de Especificaciones Técnicas para el Transporte por Automotor de Pasajeros, que, de ahora en más, permitirá que colectivos urbanos y suburbanos puedan utilizar ese tipo de vidrios.

"Excepcionalmente, en servicios donde se acredite la necesidad de contar con unidades antivandálicas, se podrán aplicar vidrios laminados o antivandálicos",  dispone la Resolución 22/2019, publicada este jueves en el Boletín Oficial, que modifica el inciso 1.6, del Capítulo IV, del manual en cuestión.

La norma aclara, no obstante, que, en ese caso, los vehículos "deberán tener las ventanillas de emergencia del tipo volcables, levadizas o expulsables hacia el exterior"; y contar con "cartelería, interior y exterior, que indique cómo opera el mecanismo de apertura de las ventanillas de seguridad".

"Hasta hoy los vidrios aplicados a las ventanillas debían ser del tipo 'templado destruible' para que, en caso de accidente o incendio, estas pudieran ser destruidas para su utilización como salidas de emergencia", explicaron a El Cronista desde la cartera que encabeza Guillermo Dietrich.

Y añadieron: "Ahora se pueden sumar, de manera excepcional y por razones de seguridad, vidrios blindados que sean expulsables, que antes no estaban permitidos. Con esto se evita que se produzcan hechos como el que sucedió en el Boca - River".

En efecto, la resolución señala en sus considerandos que los cristales templados son "sumamente efectivos a los fines de la evacuación del ómnibus pero también lo hacen vulnerable en el caso que el micro sea atacado con objetos contundentes, pudiendo incluso poner en riesgo al pasaje".

Y agrega, en alusión a lo sucedido en la previa del Superclásico, que en ocasiones "hay ómnibus que deben ser afectados a servicios muy particulares donde se verifica agresiones de diversa índole, como el apedreo del rodado (...) En consecuencia resulta pertinente que los mismos estén dotados de especiales condiciones de seguridad a los efectos que resulten indemnes ante estos actos de vandalismo".

El antecedente del Superclásico

Sucedió en la previa de segunda final de la Libertadores. Pese al promocionado operativo de seguridad dispuesto para el partido, el micro que trasladaba a Boca fue apedreado a 500 metros del Monumental, dos jugadores resultaron con heridas y fueron trasladados a una clínica.

Un grupo de hinchas de River que esperaba para entrar al estadio lanzó piedras contra el micro del plantel visitante. Había pocos efectivos en la zona y los que acompañaban al micro, para intentar dispersar a los hinchas, empezaron a tirar gases lacrimógenos y todo empeoró.

Las ventanillas del micro, que eran de vidrio templado destruible, quedaron destrozadas por la agresión. Las imágenes de la TV luego enfocaron a los jugadores de Boca entrando al vestuario visitante heridos por los cortes de los vidrios rotos y con dificultades en la respiración por los gases.

Lo que sucedió después ya es conocido: la superfinal se suspendió y terminó jugándose casi un mes después en la ciudad de Madrid.

Tags relacionados