Economistas y la discusión de moda: gradualismo o shock

Reunidos en el ‘8 CFO Summit - Premio al CFO’ organizado por El Cronista y Revista Apertura, analizaron los escenarios posibles de la Argentina que se viene después de las elecciones.

Medidas de shock, gradualismo o hasta integralidad fueron los escenarios que analizaron los economistas reunidos hoy por El Cronista y la Revista Apertura en el marco del ‘8vo Summit - Premio al CFO’, de cara a los cambios que traerán al país las elecciones de octubre.

“En un escenario gradual la economía caería”, opinó Orlando Ferreres, quien advirtió que “los escenarios shock no se eligen sino que existen”, como pasó en el ‘89 con una inflación “que trepaba al 190% mensual”.

Sostuvo además que “el gradualismo no garantiza nada” y opinó que los presidentes “suelen ser bastante gradualistas en todas sus decisiones”, ya que los cambios suelen depender de sus ministros.

Por su parte, Carlos Melconian, asesor del PRO, insistió en que “las reservas del Banco Central son cero” y apuntó al apoyo que necesitará el próximo gobierno en el comienzo de su gestión.

“Para que pueda arrancar, en los primeros 100 días hay que votarle 10 o 12 leyes”, pidió.

“No votarlas significaría inmovilizar al próximo presidente”, fue la advertencia también sobre el rol que tendrá la fuerza opositora.

Marco Lavagna, que forma parte de las filas del Frente Renovador, sostuvo que “hay problemas de índole urgente, del día a día que son los importantes como el déficit fiscal o el empleo”.

“Lo primero que hay que hacer es de índole institucional. Hemos tenido mucho deterioro institucional. Hay medidas a corto plazo, paleativas y medidas de largo como la inflación, tres cuatro años”, subrayó.

La economista Andrea Broda reconoció que “hay mucha discusión respecto a shock-gradualismo” y planteó que “la verdad que lo que Argentina necesita es un programa integral”.

  “Creo que podemos tener elementos graduales y de shock, no podemos abocarnos a un problema puntual porque se me genera otro del otro lado. Necesitamos integralidad”, remarcó.

Advirtió que el país tiene un sistema financiero “poco desarrollado” y aconsejó “disminuir controles y trabas que asfixian la inversión privada”.

El economista de la Gran Makro, Agustín D’Attellis consideró que “la madre de todos los problemas es la restricción externa, la escasez de divisas”.

“Hay que trabajar en algunos matices para solucionar esa restricción y tener en cuenta que tenemos escenario internacional muy adverso. Uno no tiene que seguir abrazado a la política de desendeudamiento, pero tampoco volver a caer al endeudamiento”, analizó.

Planteó la necesidad de “trabajar muy fuerte sobre las inversiones a futuro”, en especial en áreas estratégicas como energía y la creación de bancos de desarrollo.

“No debemos caer en políticas de corto plazo de devaluación o ajuste que como dijo Ferreres terminan en una recesión de más de 2 puntos”, planteó.

Marina Dal Poggetto, directora del Estudio Bein & Asociados dijo que la Argentina vive “desequilibrios como tienen todos los vecinos, ya sean Brasil, Chile menos, pero también Perú y Colombia”.

No hay viento de cola ni de frente. Hay que devolverle liquidez al Banco Central. Hay que pensar en un programa de cuatro años por lo menos para recuperar la credibilidad en el Indec”, agregó.

Sostuvo además que existe “una correlación directa entre tasa de inversión y crecimiento”, por lo que se debe trabajar en “un Estado que sea movilizador de la inversión y no un peso sobre la rentabilidad”.

“La próxima gestión tiene que tener un foco más fuerte sobre la inversión”, finalizó.

Tags relacionados
Noticias del día