Economía y Regiones prevé una profundización del proceso de estanflación

En su último informe, la consultora sostiene que la argentina se enfrenta principalmente a “tres problemas: el cambiario, la caída del nivel de actividad (y del empleo) y el default”.

Con varias críticas a las acciones que tomó el Gobierno desde que arrancó el período de recesión con altas tasas de inflación, el último informe de la consultora Economía y Regiones prevé que la estanflación se profundizará y advierte que la economía argentina enfrenta tres problemas principales: el cambiario, la caída de la actividad y el empleo y el default.

“Los problemas cambiarios generan caída de la actividad y aumento de la inflación mientras que el default de la deuda agrava a ambos. La estanflación se profundiza trimestre tras trimestre", apuntó E&R.

"Si tenemos en cuenta que la caída del producto se acelera en la segunda mitad del año (terminaría cayendo en torno a 3% promedio) y consideramos que la inflación (+40.9% interanual en septiembre) publicada por el Congreso también se acelera, podemos decir sin titubear que la economía está actualmente inmersa en una fuerte, generalizada y creciente estanflación", advirtió.

Según la consultora, "hasta ahora los diagnósticos" del gobierno "fueron equivocados", y así “el Gobierno no solucionó sino que agravó los problemas, no sólo porque puso el cepo que dio origen al dólar paralelo (y la brecha), sino porque intensificó sus políticas fiscales y monetarias expansivas; que en realidad eran el origen del problema".

Además afirmó que "la actual estrategia del Gobierno para encarar el tema de los holdouts retroalimenta las expectativas negativas y la caída del nivel de actividad potenciando el círculo vicioso" mientras las políticas fiscales y monetarias más expansivas (más déficit y emisión) “también implicarían más estanflación, porque sólo acrecientan la inconsistencia y la falta de credibilidad”.

Para Eocnomía y Regiones, hoy "la economía no tiene de donde agarrarse para dejar de caer, ya que todos sus fundamentos están peor que un año atrás: hay más déficit, más emisión, más expectativas de devaluación, dólar blue más caro, brecha más amplia, menos exportaciones, menor superávit comercial, nuevo default, mayor escasez de dólares y menor actividad”. Y a ello se suma que, “a diferencia de 2009, esta vez el sector externo no podrá sacar (al país) de la recesión".

Fuente: AGENCIA DyN

Tags relacionados