Conocimiento

Trabajar para afuera y cobrar en dólares: ¿Cuánto aumentó la exportación de servicios profesionales en la pandemia?

Las exportaciones de economía del conocimiento son el tercer rubro después de las ventas al exterior de oleaginosas y cereales. De todas formas, la crisis golpeó al negocio basado en talento argentino.

  Los servicios básicos del conocimiento aumentaron en un 8,8% la participación en el total de exportaciones del país durante el año pasado. Así, se consolidaron como el tercer rubro exportador nacional después de los complejos de granos y oleaginosas. Sin embargo, el valor anual total de exportaciones del sector fue de u$s 5650 y cayó un 6,5% con respecto a 2019, en un contexto de baja generalizada de ventas al exterior.

La venta al exterior de servicios basados en el conocimiento es fundamental para la Argentina porque a comparación del resto de las industrias, como la automotriz, prácticamente no requiere importaciones para expandirse

De acuerdo al último informe de Argencon, que detalla la composición de las exportaciones dentro del sector, los servicios profesionales, empresariales y técnicos fueron los de mejor performance y representaron el 60,5% de las exportaciones. El 30% fue de software y servicios de informática, el 6% de servicios personales, culturales y recreativos y el 4% de cargos por uso de propiedad intelectual.

Uno de cada tres empleos que genera la economía del conocimiento se dedica a servicios de exportación. En 2020, la tendencia del empleo fue dispar. Los puestos de trabajo informáticos crecieron un 3% y los de servicios profesionales cayeron un 5,6%. Los vinculados a los servicios audiovisuales, muy afectados por la pandemia de covid-19, se desplomaron un 46,7%.

 "El impacto de la pandemia coincidió con un panorama macroeconómico nacional muy complejo en el que se combinaron: la reforma de la Ley 27.506 de Economía del Conocimiento, la vigencia durante todo el año de retenciones que gravaron los servicios basados en conocimiento, una brecha cambiaria que llegó a superar el 70%, el crecimiento de un mercado laboral irregular y una nueva ley de teletrabajo", sostiene el informe. 

Por otro lado, aclara que el "salto hacia lo digital" que significó la pandemia provocó a nivel internacional un aumento de la competencia directa entre países que "en base a propuestas de política pública muy agresivas atraen a empresas de origen argentino para que se radiquen en sus territorios".

En total, la economía del conocimiento generó 420.000 puestos de trabajo, lo que significa un retroceso del 4,2% con respecto a 2019, una caída más leve que el total de empleos privados (5,3%).

Fuga de talentos:

Más allá de la tendencia negativa que viene hace más de dos años cuando las exportaciones del sector comenzaron a caer, Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon, que nuclea a empresas prestadoras de servicios de la Economía del Conocimiento, explicó que el marco normativo y tributario genera una una desventaja respecto del entorno que ofrecen países directamente competidores, que muestran incrementos sostenidos de sus exportaciones. 

Sobre la comparación con otros países que tienen políticas de aliento a la exportación de servicios, Galeazzi señaló que el hecho de que saquen ventaja hace que el país pierda posición competitiva.

Por ello, dijo: "permanecen como amenazas inmediatas la tendencia a la fuga de empresas y la fuga de talentos, que debilitan nuestro ecosistema al derivar su crecimiento hacia países que ofrecen mejores condiciones de desarrollo".


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios