Dos años de una tragedia aún sin respuestas

El sábado se van a cumplir dos años de la tragedia del Ferrocarril Sarmiento en la estación Once. Allí murieron 51 personas, una de ellas embarazada por lo que las víctimas son 52. El choque del tren desnudó la ausencia del Estado en algunos sectores como el transporte, soledad que se iba a sentir meses más tarde durante las inundaciones en Capital y La Plata.


La Presidenta le dio el manejo de los trenes al ministro Florencio Randazzo y hubo algunos progresos. Pero la inversión y los cambios son insuficientes. El ferrocarril en la Argentina sigue siendo peligroso, inseguro, impuntual e incapaz de contener la demanda enorme de pasajeros en todo el país. A eso hay que sumarle el abandono de muchos de los que sufrieron heridas y el de sus familias, quienes continúan reclamando como lo explica hoy en El Cronista, Paolo Menghini, el papá del joven Lucas que murió en uno de los vagones.


Las víctimas estarán una vez más el sábado recordándonos que, entre las muchas deudas que tiene la Argentina, las más urgentes son como en este caso con los sectores más necesitados. Ellos siguen esperando una respuesta del Gobierno, del Congreso y de la Justicia que aún parece lejos de concretarse.

Tags relacionados
Noticias del día