TRAS LAS PASO

"En el primer trimestre del 2022 posiblemente haya una devaluación", afirma un economista del IAE

Para Eduardo Fracchia, director del Área de Economía del IAE Business School, es casi inevitable una corrección del tipo de cambio y alertó sobre el impacto que tendría la importante emisión de bonos para cerrar la brecha fiscal.

La economía post PASO plantea desafíos e interrogantes centrados en el tipo de cambio, la "bomba" de las Leliq y otros bonos que se emiten para cerrar la brecha fiscal y las medidas de asistencia anunciadas para intentar revertir el resultado electoral en noviembre.

Buscando anticipar la agenda económica de la segunda mitad del gobierno del Frente de Todos, Eduardo Fracchia, director del Área de Economía del IAE Business School, la Escuela de Negocios de la Universidad Austral, consideró que el país se encamina a un escenario de devaluación en el corto plazo. 

"En el primer trimestre del 2022, posiblemente, haya una devaluación; puede ser ordenada o puede ser caótica, pero seguro habrá una devaluación", señaló el economista en un informe elaborado para analizar la coyuntura económica y las prioridades tras la contienda electoral del domingo pasado.

Al respecto, explicó que "el dólar paralelo es un dólar de pánico en 180 (pesos), es un reflejo de la incertidumbre existente. Lo normal sería que estuviese entre 110 y 130,en función de la serie histórica de tipo de cambio real". Sin embargo, la realidad del mercado paralelo es bien distinta.

En relación al resultado de las PASO y el sendero que podría transitar ahora el Gobierno para intentar recuperar terreno de cara a noviembre, el experto indicó que hay dos caminos posibles, profundizar las políticas populistas o ir hacia un modelo más moderado. "Me inclino por pensar que ocurrirá lo primero", arriesgó.

"Si se va a la ortodoxia económica, en estos dos meses electorales no vendrán más votos para el Frente de Todos. Lo verá bien el establishment, se moderará el blue, se preparará mejor la negociación con el FMI", dijo.

En contraste, "los votos vendrán de una estrategia más populista, estilo Alberto Rodríguez Saá en San Luis. Esta estrategia deja un país más complicado que puede llegar a una crisis importante en el verano", consideró.

festival de bonos

Por otra parte, Fracchia señaló que "las Leliq de Macri, que continuó Alberto Fernández con Guzmán, son una bomba de tiempo" y constituye un "desequilibrio que hay que corregir".

Apuntó, que la base monetaria más las Leliq "quintuplican las reservas netas, esto es un tema muy sensible que no va a explotar, pero es una señal de alarma grave", aunque aclaró que "el cepo contiene la corrida cambiaria".

En relación al  ministro de Economía Martín Guzmán, Fracchia considera que "hizo bien los deberes con la deuda y logró mantener estable el dólar para poder llegar así a las elecciones", pero acotó que "es un ministerio muy recortado, con muy poco margen de acción".

Y lateralmente se metió en la disputa interna entre el ala "albertista" y los "cristinistas puros", al recordar que "Guzmán empapela de bonos el país para cerrar una brecha fiscal, que combatió hasta mediados de año cuando cedió ante la embestida de CFK".

"La peleó bien y se mantuvo el paralelo estable", concedió Fracchia, pero fue una pulseada no exenta de contraindicaciones. 

"Esa contracción fiscal que le sacó ingreso real a jubilados y empleados del sector público, significó un ajuste equivalente al acordado con el FMI en los dos últimos años de Macri", explicó. 

Y dio un paso más: "Este ajuste deprimió más el consumo y el rebote no será de 8% sino de 6%, que es muy poco para un descenso de 10% el año pasado", remató el economista.

      

Tags relacionados
Noticias del día
Sube y baja financiero

Los Cedear quintuplicaron el volumen operado en acciones locales

Los Cedear quintuplicaron el volumen operado en acciones locales
El índice bursátil cayó 1% y los Cedear quintuplicaron en movimientos a las acciones locales. En tanto, los papeles argentinos en Wall Street cerraron con más velas rojas que verdes. En cuanto a renta fija, los bonos ley New York mostraron tímidos avances, mientras que los emitidos bajo normas argentinas cayeron con fuerza

Compartí tus comentarios