Financiamiento

Deuda: el Gobierno obtuvo $ 200.000 millones, con inversores que apostaron al corto plazo

La Secretaría de Finanzas tuvo una buena licitación de deuda pública en pesos. El 69% apostó por instrumentos que pagan tasas en el corto plazo y el 31% se cubrió de la inflación con bonos CER a 2022 y 2023.

El Ministerio de Economía colocó este miércoles seis instrumentos de deuda pública en pesos por un valor efectivo de $ 199.947 millones, con lo que cerró enero con un financiamiento neto positivo de $ 33.000 millones, que servirán para financiar el déficit fiscal.

El 69% de la emisión fue por los vencimientos más cortos. Los inversores apostaron por las tasas nominales de entre 37,75% y 38,75% anual (TNA), antes que por los bonos que garantizan cubrirse de la inflación (CER) y un extra de 1,40% y 2,50%, respectivamente, con amortizaciones en septiembre de 2022 y marzo de 2023, donde solamente se colocó el 31% del total ($ 62.937 millones).

"Se colocaron dos Letras a Descuento, dos Letras en pesos vinculadas a la tasa de Pases Pasivos del Banco Central (BCRA), y dos bonos ajustables por CER con vencimientos en septiembre del 2022 y marzo del 2023, continuando así con la política de ampliación y diversificación del financiamiento en pesos del Tesoro Nacional a tasas reales positivas y sostenibles", indicaron oficialmente.

El nuevo secretario de Finanzas, Mariano Sardi, que reemplazó a Diego Bastourre a inicios de enero, celebró que 238 de las 519 ofertas (el 46%) fueron de inversores minoristas en el tramo no competitivo.

Los vencimientos de esta semana eran cercanos a los $ 196.000 millones, correspondientes a la Letra a Descuento (Ledes) S29E1 y la Letra a Tasa Variable (Lepase) SE291.

Con los $ 56.433 millones conseguidos hace dos semanas y la mega licitación de esta tarde, el Tesoro ya cuenta con todos los fondos para hacer frente a vencimientos por $ 220.000 millones entre sector público y privado.

"De esta forma, enero es el séptimo mes consecutivo en el que el Tesoro obtiene fondos por encima de los vencimientos acumulados del mes", informaron en el Palacio de Hacienda.

La racha no se interrumpe desde julio, aunque el año pasado en mayo también la cartera que conduce Martín Guzmán había logrado más fondos que los necesarios.

A lo largo del año, el Tesoro enfrentará vencimientos de deuda por $ 2,2 billones, de los cuales unos $ 700.000 millones están concentrados en el primer trimestre, de acuerdo al cronograma original de pagos, que se altera en cada licitación por las renovaciones de instrumentos.

Las necesidades financieras del Gobierno llegan a $ 4,9 billones o el equivalente a un 11,6% del Producto Bruto Interno (PBI) en este 2021, de los cuales unos 6,3 puntos equivalen al déficit fiscal y el resto a amortizaciones de deuda.

Estas cifras son claves para las discusiones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya que el Gobierno presupuestó cubrir con deuda el 40% del rojo financiero y emitir el restante 60%, lo que implica 3,8% del PBI, un nivel por encima de lo tolerable para el organismo y que podría disparar la inflación muy por encima del 29% anual proyectado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios