u$s 7148 M en juego

Pese a las demandas, bonistas dicen que quieren seguir negociando con Kicillof

Dos grupos de acreedores presentaron reclamos en la Justicia de Nueva York. Con ese movimiento, buscan acelerar el proceso y dejaron en claro que quieren mantener las conversaciones.

Los acreedores de Buenos Aires presentaron ayer dos demandas judiciales en Nueva York, Estados Unidos, para reclamar el pago de u$s 336 millones en default (sobre once series por u$s 2100 millones en total), ante el estancamiento en la renegociación de la deuda externa de la provincia gobernada por Axel Kicillof.

Pero pese a que comunicaron que buscan sentencia en relación a la cesación de pagos como resultado de la "ausencia de negociaciones de buena fe" y un "curso de confrontación e incumplimiento" que ha creado un "ambiente de inversión hostil", en realidad los bonistas desean acelerar las conversaciones y lograr que las autoridades de la provincia mejoren sustantivamente la oferta, según pudo averiguar El Cronista con fuentes cercanas al caso.

No es la intención de los fondos, liderados por GoldenTree Asset Management, romper el diálogo y pedir que se declare un default duro, sino mostrar su poder de fuego para que Kicillof y su ministro de Economía, Pablo López, se sienten a negociar una propuesta con mayor valor presente neto para el conjunto de la deuda, que suma u$s 7148 millones.

Así lo dejaron claro oficialmente. "Los miembros del Grupo que hoy han presentado reclamos siguen abiertos a considerar propuestas que reflejen fielmente la realidad de la situación financiera y económica de la Provincia. Mientras tanto, tienen la intención de proseguir enérgicamente los procedimientos legales que han iniciado y se reservan en su totalidad sus derechos a ejercer cualquier otra acción o recurso adicional en cualquier momento", expresaron.

Los bonistas que activaron esta estrategia tienen un total de bonos por u$s 2100 millones (un 29% de la deuda elegible), según consta en los documentos presentados en los tribunales neoyorquinos, a los que tuvo acceso este diario.

La doceava extensión del período de invitación vence este viernes 26 y la mejora de los términos por parte de Buenos Aires fue rechazada por los acreedores, que están especialmente molestos porque otras ocho provincias pudieron reestructurar sus deudas en este tiempo, como Córdoba (u$s 1685 millones), Neuquén (u$s 694 millones), Chubut (u$s 650 millones), Mendoza (u$s 590 millones), Entre Ríos (u$s 500 millones), Salta (u$s 383 millones), Río Negro (u$s 300 millones) y Jujuy (u$s 210 millones).

Desde la cartera que dirige Pablo López habían indicado este lunes que la mejora de la nueva oferta de la provincia consiste en la eliminación de la quita de capital, cupones de interés más altos y una disminución en la vida promedio de 13 a 11 años.

Además, la provincia reconocerá los intereses contractuales devengados por los bonos elegibles durante todo el proceso, en los términos y condiciones de los nuevos bonos.

De esta manera, Buenos Aires dedicaría pagos por casi u$s 1800 millones por encima de la oferta original al repago de los bonos bajo legislación extranjera en el período 2021-2030.

Los bonistas, en tanto, aseguran que el contexto actual es distinto a la foto de hace un año, en el peor momento de la pandemia, y que la oferta de la provincia debería reflejar la mejora en la situación financiera que se proyecta hacia los próximos años.

Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    24/03/21

    ¿Cómo no lo van a querer los bonistas?... Si seguro termina pagándoles más de lo que esperan... Como hizo con el Club de París.... CHANTA!

    Ver más

    1
    0
    Responder