Deuda

Guzmán empezó la gira por apoyo europeo ante un FMI que pide reformas

En Berlín se reunió con el titular de Economía y Energía alemán por inversiones, Club de París y el nuevo programa con el Fondo, que presiona para que el país defina políticas de mediano plazo.

La gira europea del ministro de Economía, Martín Guzmán, comenzó esta tarde en Berlín con una reunión con el titular de Economía y Energía, Peter Altmaier, en una reunión vinculada a inversiones del sector y cooperación. El martes hará foco en la negociación con el FMI y el Club de París con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schmidt.

El Gobierno busca postergar pagos con ambos organismos y renegociar intereses. En el caso del Club de París, en mayo vencen u$s 2.400 millones, que pueden pagarse hasta 60 días después. Con el FMI se busca un programa a diez años, con tres o cuatro años de gracia para repagar u$s 44.500 millones.

Guzmán pidió que el FMI participe en las negociaciones de deuda soberana

"Argentina y Alemania tienen complementariedades estratégicas en economías del conocimiento y energías sustentables. Seguiremos trabajando para profundizar los vínculos bilaterales en estas áreas", dijo Guzmán tras la reunión con Altmaier, que giró sobre las relaciones comerciales y el desarrollo de energías renovables.

Guzmán y Altmaier también dialogaron sobre el rol de los organismos multilaterales en la recuperación de la economía global en el contexto de la pandemia del COVID 19, en línea con los reclamos de Argentina la semana pasada durante la Asamblea del FMI y Banco Mundial.

Hoy será el turno de Lars Hendrik Roller, director de Política Económica y Financiera de la Cancillería y mañana con Schmidt. La agenda continuará en Roma con su par de Economía y Finanzas de Italia, Daniele Franco.

El director para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, marcó el jueves la "incertidumbre sobre las políticas" de Argentina en el mediano plazo, y el vicedirector del organismo, Geoffrey Okamoto, advirtió durante la Asamblea del FMI y el Banco Mundial que los fondos que repartirá a través de los Derechos Especiales de Giro (DEG) son para "adecuar reservas y no suplantan programas o préstamos que apoyan reformas estructurales. Tampoco para evitar una necesaria reestructuración de la deuda".

El directorio del FMI analizará en julio la ampliación de reservas de DEG por u$s 650.000 millones, que serán repartidos entre los países miembro según sus cuotas. A la Argentina le tocarán u$s 4.355 millones pero durante la semana pasada, Guzmán enfatizó la necesidad de reasignar más DEG a países de ingresos bajos y medios. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios