Deuda bonaerense

Kicillof denunció "extorsión" de los acreedores pero ratificó voluntad de pago

El gobernador reprochó la demanda judicial que un grupo de bonistas inició contra la provincia en los tribunales de Nueva York. Pablo López aseguró que la judicialización no hará que Buenos Aires pueda hacer frente a los pagos

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, denunció hoy "extorsión y maniobras mediáticas" de parte de los acreedores externos de la provincia, pero ratificó la voluntad de su administración para continuar el "diálogo" que permita arribar a un entendimiento por el pago de la deuda de Buenos Aires que asciende a u$s 7148 millones.

"Conocemos de extorsión y maniobras mediáticas, vamos a hacer una exposición ante la comunidad internacional", afirmó Kicillof durante una conferencia de prensa que tuvo lugar justo cuando hoy culmina la décimo tercer extensión del plazo establecido por su gestión para intentar alcanzar un acuerdo con los acreedores de la provincia.

Durante su exposición, el gobernador reprochó la demanda que presentó contra la provincia un grupo de bonistas ante los tribunales de Nueva York y lamentó la judicialización de las negociaciones. "La denuncia judicial no es el camino correcto. No contribuye a encontrar una solución", apuntó, tras lo cual aseguró que "así y todo continuamos abiertos al diálogo".

En el mismo sentido, remarcó que la deuda que enfrenta la provincia es "impagable" y denunció "la extorsión y las maniobras mediáticas" de los acreedores pese a que, según insistió, su gestión siempre se mostró dispuesta a encontrar un acuerdo para garantizarle el pago a los bonistas.

El secretario de Hacienda bonaerense, Pablo López, también se sumó a las críticas del gobernador contra los bonistas. "Conocemos estrategias de presión de los acreedores. No contribuyen a la solución", enfatizó, tras lo cual subrayó que "el nivel de deuda en moneda extranjera es insostenible y ya se encontraba en nivel de default cuando llegamos".

Al respecto, consideró que "en los últimos días nos enteramos que fueron por la vía judicial e iniciaron demandas en Nueva York y observamos intransigencias con exigencias de condiciones alejadas de las posibilidades de la provincia. Solicitándonos por ejemplo cupones 7.5 y compromisos a pagar por u$s 2000 millones que la provincia no puede afrontar".

López sostuvo, además, que la demanda judicial "no va a solucionar nada" porque "no va a hacer que la provincia de Buenos Aires tenga más capacidad de pago"." El ataque mediático no mejora la capacidad de pago. El único camino que vemos posible es seguir buscando solución consensuada", apuntó.

El último martes el Grupo Ad Hoc de Bonistas que tiene cerca del 50% de los u$s 7148 millones de la deuda externa bonaerense rechazó la última propuesta de la gestión Kicillof. En paralelo, acreedores de once series de obligaciones presentaron una demanda contra la provincia en el Tribunal para el Distrito Sur de Nueva York por el "continuado default de los pagos programados de intereses y/o capital" de sus títulos.

De todos modos, indicaron que seguirán negociando pero advirtieron: "mientras tanto tomaremos todas y cada una de las acciones que sean apropiadas para proteger nuestros derechos legales y contractuales".

Después de once meses de negociación, esta semana se conoció que la provincia de Buenos Aires había mantenido conversaciones confidenciales con representantes de GoldenTree Asset Management, uno de los mayores tenedores, luego de que hace aproximadamente un mes el grupo había amenazado de denunciar a la provincia si seguía sin progresar la negociación y ejecutar el default.

"Durante los últimos días, representantes de GoldenTree mantuvieron conversaciones con funcionarios de la provincia bajo un acuerdo de confidencialidad. En respuesta a los modificados términos de reestructuración para los bonos internacionales de la Provincia GoldenTree proporcionó a la Provincia una propuesta de reestructuración indicativa", sostuvo el comunicado de los acreedores.

Desde la cartera que dirige López indicaron que la mejora de la nueva oferta de la provincia consiste en: la eliminación de la quita de capital, se elevaron los cupones y se disminuyó la vida promedio de más de 13 años a 11 años. Además, la provincia reconocerá los intereses contractuales devengados por los bonos elegibles durante todo el proceso, en los términos y condiciones de los nuevos bonos.

De esta manera, la Provincia indicó que dedicaría pagos por casi u$s 1800 millones por encima de la oferta original al repago de los bonos bajo legislación extranjera en el período 2021-2030. Pero GoldenTree respondió con nuevas condiciones y acusó a la provincia de finalizar el diálogo: "a pesar de las numerosas conversaciones posteriores que evidenciaron la voluntad de GoldenTree de continuar involucrándose con la Provincia en un diálogo constructivo y un mayor contacto con el asesor financiero de la Provincia con respecto al proceso, la Provincia no hizo más propuestas y finalizó las negociaciones".

Tags relacionados

Comentarios

  • NC

    Nicolas C

    26/03/21

    Argentina no debería tolerar ni un minuto mas esta casta politica. Tenemos que levantarnos ya

    Ver más

    0
    0
    Responder