fenómeno histórico

Después de una sequía, ¿puede venir otra? Aumentan las amenazas para la próxima campaña de soja y maíz

Aunque no se sintió tanto en 2021 por la mejora en los precios, la sequía derrumbó la producción del campo ¿cómo impactará en la economía de cara a la campaña 2021/22?

 La sequía dejó una huella sobre la producción la última campaña. De todos modos, la suba de los precios internacionales suavizó el impacto y a pesar de la escasez de lluvias, habrá en todo 2021 un ingreso récord por las exportaciones en de granos y subproductos.

Según un informe de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) la probabilidad del fenómeno climático "La Niña" aumentó al 70% para los meses entre diciembre y febrero, y condicionaría a las lluvias que se recibirán para la campaña gruesa. Sería en los meses clave para el desarrollo de rendimientos de los dos principales cultivos argentinos.

En la campaña 2020/21, que finalizó en junio, las condiciones meteorológicas ya fueron malas y el déficit de humedad entre febrero y marzo provocó que la producción total de granos caiga un 6% respecto a la campaña anterior totalizando en 127,7 millones de toneladas. Sólo la recolección de soja finalizó en junio con una producción de 43,5 millones de toneladas, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCB), mientras la del ciclo 2019/20 fue de 49 millones de toneladas.

Cayeron las exportaciones en el primer semestre 

"En los últimos 35 años, hubo sólo tres campañas con Niñas consecutivas, y fueron tres de las peores para soja y maíz de la Argentina", advirtió la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De hacerse realidad esta sequía tendría consecuencias más negativas respecto a cualquier campaña que atraviese una Niña, porque ya se viene de un escenario de falta de lluvias que no sólo afectó a los cultivos, sino también generó una baja histórica en el río Paraná. 

Sería la cuarta vez en que dos campañas seguidas están afectadas por la falta de lluvias. Las anteriores fueron 2008/09, 2011/12 y la 2017/18

"Ya retrasados respecto a lo normal, una nueva sequía tendría efectos muy graves. Todavía estamos hablando de una probabilidad, no de un evento cierto, pero es una probabilidad que preocupa muchísimo y por eso se le da tanta importancia", explicó Emilce Terré desde la BCR.

Por el momento la BCR estimó las cosechas de soja y maíz 2021/22 en 49 millones y 55 millones de toneladas. Sin embargo, en la campaña 2017/18, cuando una sequía producida por La Niña -antecedida por el mismo evento climático en el ciclo anterior-, la producción de soja fue de 35,5 millones de toneladas y la de maíz de 34 millones de toneladas.

"La sequía impulsaría los precios al alza, pero no es algo que se puede aprovechar porque tenés menos producción y normalmente genera pérdidas a nivel individual. El productor cosecha menos por menor rinde. La última gran sequía fue en el 2018 y trajo grandes tensiones en el mercado cambiario", concluyó Terré

Tags relacionados

Compartí tus comentarios