CRECE EL MALHUMOR EN EL MBITO PRIVADO POR LOS PRECIOS Y LA BAJA ACTIVIDAD

Desencantados, los empresarios creen que la inflación puede llegar a 22% este año

Con el dato del primer trimestre informado por el Indec, los hombres de negocios ya descartan por completo el cumplimiento de la meta. Advierten que no bajará de 20%

Con una inflación en el primer trimestre que llegó al 6,7% con el último dato de marzo que superó todos los pronósticos iniciales, el cumplimiento de la meta anual del 15% está prácticamente descartada por analistas, empresarios y hasta por el propio Gobierno. Y lo que ya comienza a esbozarse en los ámbitos privados es que el alza de precios en 2018 podría llegar al 22%, lo que suma un nuevo condimento negativo al malhumor creciente que existe entre muchos sectores, especialmente industriales.

 

"Hoy nadie cree en el 15%, pero tampoco creo que llegue al 22%, como plantean algunos, que es más una sensación. Si uno ve los números de estos primeros meses, son impactantes, pero hacia mediados de año deberíamos ver cifras más bajas. De todas maneras, las expectativas que se habían creado respecto de tener este año inflación de un dígito y lluvia de inversiones no se va a dar", afirmó un importante industrial de la UIA, que agregó: "Lo que existe en el empresariado es un clima mucho más negativo que hacia fines del año pasado porque se acabó la paciencia".

La mayoría de los empresarios, así como los economistas, prevén que el alza de precios hacia fin de año se acerque al 20%, ya que la inflación núcleo aún sigue alta y todavía faltan tarifas por ajustar. Si a eso se le suma la posibilidad de que el Gobierno permita que el dólar se desplace para evitar tanto atraso cambiario, la inflación podría ser incluso mayor, advierten.

"Una aceleración de la inflación en los primeros tres meses del año se debe al impacto de la suba de tarifas y al traslado a precios de la devaluación. Debería desacelerar, pero todos vemos que no se cumplirá con la meta del 15%, ya que todavía quedan aumentos por venir y la inflación núcleo sigue alta", manifestó el presidente de la Asociación de Fabricantes de Autopartes (Afac), Raúl Amil. Según él, el alza de precios rondará el 20% este año.

"No va a estar debajo del 20% porque hay un proceso de sinceramiento de tarifas que no terminó. Todos sabemos que debemos ir hacia inflaciones más bajas, pero no será fácil mientras continúe este proceso", consideró el titular de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Gustavo Weiss.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Calzado (CAC), Alberto Sellaro, mostró su enorme preocupación por la situación por la que atraviesa su sector y disparó: "El 15% es mentiroso. Esto no da para más". Y todavía faltan más aumentos de tarifas".

La inflación que no baja y la falta de corrección de los problemas macroeconómicos que afectan la competitividad, sumado a que muchos sectores aún no se están recuperando, son un combo explosivo que persiste entre los industriales. Las "paces" que hicieron semanas atrás los principales directivos de la UIA con el Gobierno fueron apenas buenas intenciones. El clima en la entidad industrial empeoró en los últimos meses y eso se nota en cada encuentro de comité y junta directiva. "Hay cada vez más coincidencia en que esto es el Plan Perdurar que esbozó Carlos Melconián", señaló un importante ejecutivo del sector alimenticio.

Las mesas sectoriales convocadas para resolver los problemas de los distintos sectores fueron bien recibidas por los industriales, pero creen que básicamente "hay que atacar la macro". De todas maneras, el titular de la UIA, Miguel Acevedo, se reunirá la semana próxima con el jefe de asesores de Producción, Martín Etchegoyen, para consensuar qué sectores necesitan de un tratamiento especial. La central fabril buscará plantear que se atienda a los sectores sensibles, que son los más afectados.

Tags relacionados
Noticias del día