Denuncian al Gobierno porteño por pagar barbijos a $ 3000, cuando valen $ 725

Se trata de un lote de 15.000 mascarillas para profesionales de la Salud. La Ciudad dijo que ese era "al valor mínimo que estaba disponible en el mercado" y  que "los médicos no pueden esperar".

Militantes del oficialismo nacional y de otras fuerzas opositoras al gobierno que encabeza en la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta denunciaron ante la Justicia a funcionarios de la administración capitalina por presunta administración fraudulenta y malversación de dineros públicos al detectar que el Ministerio de Salud de la Ciudad habría comprado con sobreprecios un lote de barbijos que son indispensables para el trabajo de médicos, enfermos y otros agente de salud que estén en contacto directo con pacientes contagiados con coronavirus.  

El ex legislador porteño, José Cruz Campagnoli, y la dirigente del MST, Celeste Fierro, advirtieron que la cartera sanitaria a cargo del ministro Fernán Quirós aprobó la compra de unos 15.000 mascarillas del tipo N95 por $ 3000 cada una, cuando su valor en el mercado, en la actualidad, es de $ 725. El lote total equivale a un desembolso de $ 45 millones.

La compra fue adjudicada en contratación directa a Green Salud, que preside el abogado Ignacio Sáenz Valiente. La empresa -señala la oposición- posee menos de un año de trayectoria en el mercado en lo que respecta a la provisión de insumos para la salud.

La acusación de Campagnoli y Fierro está dirigida a Nicolás Montovio, subsecreatrio de Administración de Salud y "a quien corresponda" por el delito de administración fraudulenta y malversación de dinero público, y fue presentada en la Fiscalía 15 de Andrea Scagni.

Desde el ministerio a cargo de Quirós explicaron que, al igual que como ocurre con el resto de los insumos y elementos de equipamiento, "hay una escasez mundial de este tipo de barbijo específico", y precisaron que "dada la urgencia de disponer de estos insumos se autorizó una compra de 1600 barbijos por $ 3000 cada uno", que "fue al valor mínimo que estaba disponible en el mercado al momento de la compra", ya que "los médicos no pueden esperar". Sin embargo, la compra ejecutada fue por 15.000 unidades, a valor final de $ 45 millones tal como se publicó en el Boletín Oficial.

Otra denuncia por sobreprecios

El director del Banco Nación, Claudio Lozano, y los sindicalistas Pablo Spataro y Rodolfo Arrechea, de CTA y ATE, con los referentes del Observatorio del Derecho a la Ciudad, Jonatan Baldiviezo y Alejandro Volkind, y la economista María Eva Koutsovitis, analizaron las compras de urgencia realizadas por la Ciudad en medio de la pandemia y calcularon que se realizaron compras con $ 200 millones en sobreprecios.

En sucesivos llamados, el Gobierno recibió una oferta de la empresa Cinmor S.R.L. -dueña de la marca Dimex- por sanitarios comunes a $ 35 la unidad. En otros procesos de compra, se inclinó por las empresas intermediarias E-zay y Amicibro que ofrecieron los mismos a $ 68 y $ 77 respectivamente, a comprar a la misma firma Dimex. Es decir que dos empresas vendieron al Gobierno porteño, con su pleno conocimiento, el mismo producto al doble de su valor

Lozano y sus compañeros en el escrutinio observaron que "E-zay va a recibir $ 340 milllones por 5 millones de barbijos", que de haberlos comprado directamente a Cinmor S.R.L. " habría ahorrado $ 165 millones", en tanto "Amicibro va a recibir $ 77 millones por un millón de unidades" que, de haber adquirido con el primer proveedor, habría ahorrado $ 42 millones".

Tags relacionados