PRECIOS Y SALARIOS

Tras la denuncia de Comercio, empresas prometen producir a "máxima capacidad"

Las firmas preparan los descargos pero prometen mejorar las entregas. Español aseguró que el objetivo de las imputaciones no son las multas sino que mejore el abastecimiento.

Tras la imputación que recibieron once empresas de consumo masivo por reducir stocks y generar faltantes de productos en góndolas, varias firmas prometieron "seguir trabajando para volver a producir a máxima capacidad", según indicaron a El Cronista. Para los funcionarios del Gobierno, ese es el principal objetivo.

"La imputación lo que hace es intimar a las empresas a que vuelvan a producir a su máxima capacidad, y que nos muestren que lo están haciendo para volver a abastecer a las góndolas de estos productos que detectamos como faltantes", explicó la secretaria de Comercio Paula Español.

"No dejamos de producir sino que puede influir el cambio de una línea a otra, de un producto a otro. Tratamos de privilegiar el abastecimiento de los productos con más demanda", indicaron desde una las empresas. En otro caso aseguraron que están preparando la información para presentar en los próximos días y que "se trabaja para producir al máximo como se hizo durante toda la pandemia". 

  El Gobierno dio un plazo de cinco días para generar los descargos. Si las empresas demuestran que se retomó el abastecimiento, el proceso administrativo termina. En caso de que no sea suficiente o falte información, Comercio avanzará con las multas. Las sanciones van de los $ 500 a los $ 10 millones pero "el objetivo no es sancionar sino que vuelvan a producir", según indicaron fuentes oficiales.  La funcionaria señaló a CNN Radio que todavía espera las "respuestas formales". 

Algunas empresas consideraron que la medida fue "mediática" en la antesala de las reuniones sectoriales la próxima semana para intentar acercarse a la meta del 29% de inflación que fija el Presupuesto. La negociación por precios y salarios se trasladará a alimentos, construcción, textil y electrodomésticos para que los precios "dejen de crecer" y los aumentos salariales, que se espera sean entre 2 y 4 puntos mayores que la inflación, no se trasladen a los precios. 

Aprietes

"No hay prepotencia sino aplicación de la ley", aseguró por las imputaciones el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. "Algunos se sintieron ofendidos, pero no hay nada más que la aplicación de la ley y está demostrado que había productos donde había desabastecimiento", agregó a El Destape Radio.

"No se apretó a los fabricantes, se les pidió información y luego se hizo la imputación. Las empresas pueden hacer su descargo, aclarar la información y en base a eso se determinará", explicó el titular de Producción.

Kulfas indicó que el Gobierno quiere "consensuar con los empresarios para que dejen de subir, por lo tanto es muy preliminar decir la inflación de febrero". El arrastre de enero y los números de las primeras dos semanas del mes, sin embargo, dejaron un piso para una suba del 3,5% en febrero según las estimaciones de la consultora LCG.

Más allá de los controles, Kulfas aseguró que se busca ordenar la macroeconomía para bajar la inflación. "Está claro que Argentina tiene un problema estructural respecto de la eficacia del Estado en el control de los precios. El Gobierno anterior nos dejó una Secretaría de Comercio vaciada", aseguró el ministro.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios