AstraZeneca - Oxford

Trabas de EE.UU. demoran la vacuna desarrollada en Argentina y México

El acuerdo de fabricación y distribución del fármaco de AstraZeneca está retrasado por impedimentos comerciales norteamericanos. A mediados de mes comenzará el reparto de 10 millones de dosis entre los países de la región.

El proyecto conjunto para la producción, envasado y distribución en Latinoamérica de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford y el laboratorio anglosueco AstraZeneca, con participación de la Argentina y México, no podrá cumplir con los plazos establecidos de entrega a los países de la región, tal como se habían planteado los presidentes Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador al dar publicidad a la iniciativa, allá por agosto pasado.

La llegada de las vacunas desarrolladas conjuntamente por el laboratorio argentino mAbxience, integrante del Grupo Insud, propiedad del empresario Hugo Sigman, y la farmacéutica mexicana Laboratorios Liomont, del ingeniero Alfredo Rimoch, con financiación del magnate Carlos Slim a través de su fundación, quedó atado a las restricciones impuestas en los Estados Unidos para la exportación de insumos críticos para atacar la pandemia, dispuesta por la administración del republicano Donald Trump. La inoculación masiva, planteada para abril, tendrá que esperar hacia más adelante. 

Según pudo saber El Cronista, la fábrica del empresario Sigman emplazada en Garín entregó al momento a AstraZeneca material para la producción de 36 millones de dosis. Sin embargo, el proceso de manufactura en México quedó trunco ante la imposibilidad de importar filtros y viales para la estabilización y envasado de las vacunas, dado el faltante generalizado y la sobredemanda que ya tienen los únicos proveedores, ubicados en Estados Unidos y la India.

Partió a Moscú el undécimo vuelo de Aerolíneas para traer más vacunas

En este escenario, AstraZeneca despachó desde la Argentina a una fábrica con capacidad ociosa en los Estados Unidos material suficiente para envasar entre 10 y 12 millones de dosis, a la espera de la solución en México de las más de 180 observaciones que la autoridad sanitaria de ese país hizo a la planta autorizada a envasar el fármaco a cuenta y orden de los gobiernos de Fernández y López Obrador. 

En febrero, Fernández visitó el laboratorio mexicano encargado del envasado. 

Tras gestiones entre México y los Estados Unidos, la administración del demócrata Joe Biden se comprometió a liberar la exportación de 10 a 12 millones de dosis de AstraZeneca para la región. Las primeras dosis de la vacuna elaborada en parte en la Argentina y en parte en los Estados Unidos -fuera de la previsión original- llegarían en la segunda quincena de abril.

No obstante,  el Gobierno espera acumular hasta un millón de vacunas antes del 10 de mayo provenientes del despacho de Estados Unidos, y de los primeros envíos de México, y hacia fines del quinto mes -con la consolidación del frío otoñal- hacerse de muchas más del contrato de compra de hasta 22,5 millones para todo el año. "Las grandes cantidades estarán para mayo", sostuvo un funcionario empapado de la negociación y al tanto de las demoras.

El Gobierno hizo una apuesta fuerte a las vacunas de AstraZeneca, y la mantiene en tanto supondrían un abaratamiento del costo previsto para inmunizar a la población. Cada dosis se estima con un costo de u$s 3 a u$s 4, en tanto las vacunas Sputnik V llegarían a u$s 10. China ha vendido las inyecciones de Sinopham en un rango de u$s 20 a u$s 40. 

La Argentina se aseguró para todo el año un contrato para retener 22,5 millones de dosis, mientras México haría lo mismo con 75 millones de unidades. El resto se repartirá según la demanda de los gobiernos de América latina y el Caribe, con excepción de Brasil, hasta completar las 150 millones de dosis. Una refrenda al contrato permite la manufactura  de 100 millones de inyecciones adicionales.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios