Cumbre con Pompeo: apoyo en el FMI y dudas por restricción al dólar

El embajador Jorge Argüello se reunió con el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien mostró interés por inversiones en el país. Pero preguntó por las restricciones cambiarias. La OEA, otra incógnita.

En su primer día en Estados Unidos como embajador, Jorge Argüello se reunió con las principales figuras de la diplomacia de Trump: el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el subsecretario de Estado interino para asuntos del hemisferio occidental, Michael Kozak. Washington preguntó por la política cambiaria, así como sondeó a la Argentina respecto a quién apoyará en las elecciones del 20 de marzo, en la Organización de los Estados Americanos (OEA), que es un organismo con influencia en América Latina.

Pompeo le dejó en claro a Argüello que Estados Unidos quiere promover inversiones. Por tanto, preguntó sobre las restricciones a la política cambiaria que aplicó el presidente Alberto Fernández cuando asumió. El embajador argentino le dijo a Prado que son medidas "temporarias", a modo de eliminar las dudas.

Hay diferencias entre el Gobierno y Estados Unidos en la OEA, con oficinas en Washington. Pompeo y Kozak le anunciaron a Argüello que irán por la reelección del uruguayo Luis Almagro. De esta manera, Estados Unidos lograría ejercer más presión sobre el régimen venezolano de Nicolás Maduro. Argüello planteó que la Argentina no definió quién será su candidato. Ahora bien, el Presidente recibió a fines de enero al candidato peruano Hugo de Zela Martínez.

El Gobierno parece buscar el apoyo de Estados Unidos ante el directorio del FMI para lograr una renegociación de la deuda, con respaldo de la institución financiera. Argüello ayer le agradeció a Pompeo la colaboración de Estados Unidos en el directorio del Fondo (es el único país con poder de veto y más peso en la votación). El Gobierno además dio vuelta otra carta de su interés ante los referentes diplomáticos de Trump. Argüello avisó que la Argentina empujará la candidatura de Gustavo Béliz para el Banco Interamericano de Desarrollo. Pompeo tomó nota pero no respondió a quién apoyará en uno de los organismos que más desembolsos hace en proyectos de infraestructura en el país.

 

En la reunión también hablaron sobre Venezuela y el régimen de Nicolás Maduro. Para Washington es un tema central. Argüello planteó que el Gobierno comparte con Estados Unidos que es necesaria una "normalización institucional" y dijo que debe haber "involucramiento regional". Pero la posición respecto a Venezuela difiere en comparación con Estados Unidos. El 18 de febrero, el futuro representante ante la OEA, Carlos Raimondi, expuso ante senadores. "Argentina no está entre los países del mundo que han reconocido al anterior presidente de la Asamblea. Juan Guaidó no es presidente de la asamblea actual", afirmó. En los últimos días, Kozak escribió: "Si bien casi todos los países de nuestro hemisferio ahora reconocen la legitimidad del presidente interino Juan Guaidó, Venezuela sigue padeciendo la gestión nefasta y autoritaria de Maduro".

Tags relacionados