CABRERA RECIBIÓ AYER A LA SECRETARIA DE COMERCIO ESPAÑOLA

Créditos oficiales para las radicaciones de pymes, el primer resultado de la visita

La relación con Madrid dejó atrás los desencuentros de años y puso la proa para multiplicar las inversiones y el flujo comercial, con eje en las pymes

Si los gestos y señales cotizan en economía tanto como en política, el encuentro que tuvo lugar ayer en el Ministerio de Producción entre el jefe de la cartera, Francisco Cabrera, y la secretaria de Estado de Comercio de España, Marisa Poncela, fue todo un indicio de los nuevos tiempos que caracterizan la relación entre ambos países.

La reunión fue en el marco de la II Reunión del Comité Bilateral de Cooperación Económica y Comercial entre los dos países.

Sin dudas, fue un punto de inflexión en la relación entre Argentina y España en los últimos años. Mucho más si se tiene en cuenta que la última visita oficial de un presidente de Gobierno español fue en 2007, con el arribo de José Luis Rodríguez Zapatero. Ahora, hay un claro entusiasmo en ambas partes, que ven en esta asociación la posibilidad de una sinergia y una relación win-win.

El encuentro fue a puertas cerradas y con una importante agenda de trabajo, dominada por el interés mutuo en desarrollar el intercambio comercial y fomentar las inversiones, con el trasfondo del acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea.

En ese sentido, hubo un decidido apoyo de España a la concreción de este acuerdo, destacando el status de asociación estratégica entre ambos países.

"España es el segundo inversor en Argentina, y la presencia del presidente Rajoy, acompañado por 70 empresarios interesados en las oportunidades de inversión de nuestro país, abre una agenda de trabajo con visión de futuro muy intensa en muchos sectores estratégicos para ambos países", subrayó Cabrera.

Por su parte, Poncela aseguró que su país impulsará las inversiones españolas en nuestro país, en sectores como energías renovables, infraestructura, banca y finanzas, transporte, turismo y telecomunicaciones.

La reunión de trabajo, que duró algo más de dos horas, giró en torno a tres ejes. En primer lugar, cómo fortalecer el comercio y las inversiones, buscando facilitarle las cosas a quien quiere invertir, tanto en la Argentina como en España. Al respecto, la delegación española valoró la puesta en marcha de medidas de simplificación de trámites tanto para invertir, como emprender y generar empleo.

El segundo eje, el financiamiento, dejó anuncios concretos. El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) de Argentina, junto a la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides ICO), definieron una línea de 35 millones de euros y ya hay 23 grandes proyectos de inversión bajo análisis. Además, la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) aportará 100 millones de euros en un acuerdo para mejorarle la calificación a la Argentina. Por último, el Fondo Internacional de la Empresa Española anunció una línea de 500 millones de euros para pymes españolas, considerando a la Argentina como "país prioritario".

El tercer eje, se basa en acompañar la inserción inteligente de Argentina al mundo, "homologando" los cambios del país ante la OCDE y apoyando el acuerdo Mercosur-Unión Europea.

Cabrera estuvo acompañado por los secretarios de Comercio, Miguel Braun; de PyMEs y Emprendedores, Mariano Mayer; y de de Simplificación Productiva, Pedro Inchauspe; entre otros. Por el lado de España, estuvo el Consejero Comercial de la Embajada en la Argentina, Diego Moleres y el Director General de Comercio Internacional e Inversiones, José Luis Kaiser, además de representantes de entidades financieras.

Tags relacionados
Noticias del día