ENERGÍA

Cortes de luz: como "la casa del apagón", hay 2400 viviendas debajo de líneas de alta tensión

En todo el Conurbano se multiplican las casas que están construidas en los terrenos donde pasan las líneas de alta tensión eléctrica. Hace dos semanas, una sobrecarga en la red provocó un incendio en San Martín, que desembocó en un apagón para 800.000 usuarios en la zona de Edenor.

Unas 2400 viviendas del norte y oeste del Gran Buenos Aires (GBA) están construidas debajo de líneas de alta tensión.

Estas casas corren peligro físico de incendios y representan una amenaza para la estabilidad y seguridad de la red de energía eléctrica, según un relevamiento que preparó la distribuidora Edenor para El Cronista.

Hace dos semanas, el martes 11 de enero al mediodía, un grupo de viviendas en el barrio Costa Esperanza, del municipio de San Martín, se incendiaron cuando se "pandeó" una línea de alta tensión de Edenor, en medio de una intensa ola de calor.

La situación desembocó en una cadena de fallos que provocó un masivo apagón y dejó sin luz a unos 800.000 usuarios esa tarde.

Las construcciones estaban en una situación de "intrusión a la servidumbre". Es decir, ubicadas en un terreno propio del CEAMSE para el que Edenor tenía autorización de tender el electroducto. 

De acuerdo a los registros de la empresa que opera en el norte y oeste del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA, que comprende a la Ciudad y al conurbano), hay unos 200 "vanos" -distancia entre torre y torre- de 33 líneas de Alta Tensión (AT) con "invasión de servidumbres administrativas" en los municipios de Merlo, La Matanza, Pilar, Moreno, San Miguel, Hurlingham, San Martín, Escobar, Tigre, San Fernando y Marcos Paz.

Entre esos vanos fue que hace dos semanas la línea que transportaba energía eléctrica hizo "una panza hacia abajo", que es más pronunciada cuando se calientan los cables por altos consumos (sobrecarga de la red).

El cable de alta tensión hizo cortocircuito con la antena de una casa. Según los técnicos especialistas en electricidad, se recomienda que en las servidumbres de las líneas no haya obstáculos a una distancia no menor de 60 a 90 metros

La presencia de construcciones e incluso una quema de pastizales pueden dejar fuera de servicio a las redes.

Antecedentes

Edenor realizó "múltiples actas notariales" y denunció desde hace años la situación ante los municipios, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y la Justicia.

"Considerando la criticidad y peligrosidad que los asentamientos sobre servidumbres de electroducto pueden producir respecto al servicio y a terceros", Edenor había realizado denuncias ante el Municipio de San Martín en agosto de 2013, diciembre de 2014, febrero de 2015 y abril de 2017.

Además, la compañía se había presentado ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo de San Martín N° 1 en 2014.

Frente a situaciones parecidas en el resto de la traza de la línea Morón - Malaver, Edenor fue a la Justicia Penal en varias ocasiones. La última causa, con el Expediente 7032, fue en el Juzgado Criminal y Correccional de Morón N° 3 y quedó archivada.

Asimismo, desde hace años se venían realizando reuniones con consejeros vecinales "para explicar la situación de irregularidad y las posibles consecuencias negativas que ello podía generar", como así también fue informado el ENRE.

Consultados por este diario, en el ente regulador explicaron que las construcciones debajo de las líneas de alta tensión son "temas sensibles que se trabajan".

"La responsabilidad de instalar, operar y mantener las instalaciones y/o equipos, de forma tal que no constituyan peligro para la seguridad pública, recae exclusiva e inexorablemente en la empresa", contestaron.

Según fuentes de la municipalidad de San Martín, el asentamiento Costa Esperanza comenzó en 1998 y fue creciendo.

"La solución es el corrimiento del electroducto, pero el costo del mismo es imposible de financiar por parte del municipio", aseguraron.

En el municipio de San Fernando, en tanto, respondieron que el "único caso" que se planteó como peligroso fue hace unos 3 años.

"El propietario que había construido tuvo que desmantelar lo que había hecho fuera de la norma", detallaron.

En Escobar, por su lado, informaron que no tienen registros de hogares ubicados en la faja vulnerable de tensión.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios