Corrientes quiere gas como le llega a su vecina Resistencia

Reclaman un préstamo del BID para sumar transporte de gas en la región y extender mercado potencial de 5 millones de metros cúbicos por día

El Noreste Argentino (NEA) es una de las regiones más postergadas de la Argentina, algo en lo que la red de transporte y distribución de gas no escapa a la norma. El martes, un grupo de especialistas en energía, ejecutivos empresariales y funcionarios oficiales se reunieron en Corrientes para debatir sobre el desarrollo energético de la región y expresaron su disgusto por la demora de Nación en obras claves.

Resistencia, ciudad capital de Chaco, vio en los últimos años la llegada de la red de gas natural. A 20 kilómetros, apenas separada por el Río Paraná, está la ciudad de Corrientes, que carece de esta red como toda la provincia. Arturo Busso, secretario de Energía de esa jurisdicción, reclamó "prioridad para la obra del cruce" del río.

En tanto, el director de Desarrollo Hidrocarburífero, Alberto Franco agregó que "el eje es llevar el gas a la industrias y secaderos del sector forestal para mejorar la competitividad de las empresas de la provincia".

Los hogares, mientras tanto, utilizan garrafas y electricidad para calefacción. Según explicó el ex secretario de Energía, Daniel Montamat, que fue moderador del debate, se necesita presentar un Plan Estratégico 2019-2023 al Gobierno nacional para que incluya en el Presupuesto 2020 un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destinado a la ejecución de las obras estructurales de la región, que serán repagadas con un cargo específico en las facturas de gas de los usuarios de todo el país.

Si se pudieran desarrollar las redes de gas natural (transporte) en Corrientes, concluyeron los expositores, tendrían demanda asegurada, tanto de los usuarios residenciales como industrias -tabaco, arroz y madera- y centrales eléctricas, e incluso se podría exportar el gas producido en Vaca Muerta hacia Brasil.

Oscar Dores, presidente de Gas Nea -la distribuidora que presta servicios en la región-, sostuvo: "Los parques industriales están despoblados por no tener gas. En el Noreste viven 5 millones de personas y se produce el 6% del Producto Bruto Interno (PBI) nacional. Estamos focalizados en dar gas a Formosa, Posadas, Corrientes y Resistencia, lo que suman más de 1,8 millones de personas".

El mercado potencial es de 5 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d). El desarrollo del gas en la región le sirve incluso a las petroleras, que tienen crisis de demanda en verano por la sobreoferta en Vaca Muerta, la recesión y el ingreso de energías renovables.

Tags relacionados