Cónclave en Olivos

Por la segunda ola de coronavirus, el Gobierno analiza más restricciones

Mañana comienzan a regir las limitaciones para ingresar al país desde Brasil, México y Chile. Cafiero y Vizzotti analizan en Olivos con el Presidente medidas para disminuir la circulación sin decretar una cuarentena.

No pocos epidemiólogos analizan como un poco tardío el cierre del grifo fronterizo, que a partir de hoy será más radical, con la decretada cancelación de vuelos desde Brasil, Chile y México. En la antesala de lo que ya no dudan es la segunda ola de coronavirus, desde el comité de expertos que asesoran a Alberto Fernández ya evalúan futuras restricciones al interior del país. 

Frente al temor de la circulación comunitaria de las nuevas y más virulentas cepas del Covid-19, como la de Manaos, si bien se descarta una cuarentena general como la de 2020, en el propio Gobierno ya admiten como posible próximas medidas focalizadas, quirúrgicas.

Después de que la Casa Rosada minimizara la advertencia que lanzó a Carla Vizzotti sobre nuevos toques de queda nocturnos, como los del verano; el propio Fernández adelantó que hoy evaluaría en la Quinta de Olivos, junto a la ministra de Salud y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, "una serie de medidas" con el objetivo de limitar la circulación.

En una entrevista en C5N, el jefe de Estado anunció que se tratará de "bajar la circulación en general, que la administración pública trabaje a distancia, pero no es volver a un aislamiento estricto". Fuentes oficiales adelantaron que se difundiría una foto del cónclave pero ninguna acción concreta: por ahora se está analizando la evolución de la situación epidemiológica.

Desde la provincia de Buenos Aires también hacen lo suyo. El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, anticipó es probable que en los próximos días se definan "algunas medidas a tomar" y que el gobierno de Axel Kicillof "seguirá manejándose con una regla de oro: a medida que aumentan los casos, hay que tomar medidas para restringir, limitar la circulación de personas y asegurar los cuidados".

En paralelo, el operativo de inoculación sumó ayer la primera remesa de 218.000 dosis de desarrolladas por AstraZeneca y Oxford. Con 3.625.283 vacunas aplicadas, la Argentina el país se ubica en el puesto 56 del ranking global, con 7,9 dosis por cada 100 habitantes. Es un promedio similar al sudamericano y por encima del mundial.

Según Our World in Data, el país que más aplicó en relación a su población es Israel: 114 dosis por cada 100 personas. Lo siguen Seychelles y Emiratos Árabes Unidos. Y en cuarto lugar aparece Chile, con una dosis cada dos habitantes.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios