Coronavirus

El Gobierno no cerrará la frontera con Brasil a pesar de la amenaza de las nuevas cepas

"No lo estamos evaluando", afirmó el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. El país vecino superó en muertes a Estados Unidos -aunque en números absolutos aún sigue segundo- y estaría convirtiéndose en el epicentro mundial de la pandemia.

El Gobierno nacional rechazó las versiones que aseguraban un inminente cierre de la frontera argentina con Brasil, ante la aparición de nuevas variantes de coronavirus, y aclaró que no se está evaluando esa posibilidad. 

A pesar de las cepas que circulan en Manaos y Río de Janeiro y la dramática situación que se vive en el país vecino, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aclaró el último miércoles a la noche que -por el momento- no cerrarán las fronteras con Brasil. En ese sentido afirmó: "No lo estamos evaluando".

 "Hoy tenemos muchas restricciones que continúan" a fin de reducir los contagios por Covid-19, apuntó el funcionario en diálogo con A24. Y en ese renglón señaló: "Primero está suspendido el turismo en la Argentina. Nadie puede venir del extranjero a hacer turismo, no se puede, está prohibido".

Bolsonaro confirmó que vendrá a la Argentina y tendrá su primer cara a cara con Alberto

Luego mencionó que "Los argentinos o residentes que vienen a la Argentina tienen que tener un PCR negativo y deben aislarse". 

Consultado acerca de la dificultad de seguir de cerca el acatamiento de estas medidas, Cafiero adelantó que habrá "más incidencia en el control". Sin embargo, insistió en que también depende de "la conciencia social".

La dramática situación de Brasil

Brasil batió ayer su récord de muertes diarias por coronavirus por segundo día consecutivo y tercera vez en una semana, mientras profundizó el colapso de su sistema hospitalario con casi todos los estados en situación de calamidad por falta de camas de terapia intensiva.

El colapso afecta principalmente a los estados del sur -los tres que limitan con las provincias de Misiones y Corrientes-, Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul, cuya población identificada con el bolsonarismo se negó a adherir masivamente a las cuarentenas pero ahora, con bloqueos de circulación, no puede detener los contagios y la suba en las internaciones.

Según el estudio Our World in Data, de la Universidad de Oxford, Brasil superó en muertes la última semana a Estados Unidos -aunque en números absolutos aún sigue segundo, muy lejos- y estaría convirtiéndose en el epicentro mundial de la pandemia. 

El país acumula 270.656 fallecidos, con 11,2 millones de casos confirmados (79.876 en las últimas 24 horas), de los cuales 1.017.910 personas tenían la infección activa, según el balance oficial de ayer por la tarde.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios