Coronavirus: cómo es el plan del Gobierno para evitar aglomeraciones en el transporte cuando la cuarentena se flexibilice

El ministro de Transporte, Mario Meoni, ultima los detalles de un esquema que se pondrá en práctica cuando las medidas de aislamiento sean menos menos restrictivas. Qué opciones se manejan.

Una de las principales preocupaciones sobre el futuro de la cuarentena  es la aglomeración de pasajeros en el transporte público, en especial en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano (AMBA).

En el AMBA el coronavirus alcanzó la transmisión comunitaria, por esa razón el consejo de profesionales de la salud que asesora a Alberto Fernández  considera clave no permitir el amontonamiento de gente en ese servicio.

El Ministerio de Transporte entonces enfrenta un problema, porque los trenes suburbanos arrastrarían un faltante de formaciones, en especial, el Roca que conecta con el sur del GBA. El Gobierno sostiene que la gestión de Mauricio Macri  no licitó “200 vagones que había que hacer hace dos años por lo que cuentan con un total de 70 formaciones para todas las líneas.

Cerca del ex ministro Guillermo Dietrich explican que llegaron a firmar el contrato comercial con el Banco de Desarrollo de China, pero que luego la entidad no aprobó el préstamo por el “contexto económico de 2019, en pleno programa con el FMI.

Desde el Ejecutivo enfatizan, además, que “no se hizo el mantenimiento de vías que se tendría que haber realizado y, por ende, los trenes tienen que ir a menor velocidad .

Por consiguiente, el ministro Mario Meoni piensa reforzar el sistema ferroviario que conecta el AMBA con colectivos que hagan el mismo recorrido. El funcionario implementará esta medida para mantener el distanciamiento social obligatorio (más de un metro de distancia).

Los usuarios del tren tendrán la opción de subir a los micros, si es que llega a haber demoras por la falta de formaciones o si se produce amontonamiento de pasajeros por la baja velocidad con la que circulan. Este medida se pondría en marcha cuando se flexibilice la cuarentena.

Antes del aislamiento social obligatorio, el promedio de pasajeros en el AMBA era de 4.200.000 por día. Desde la cuarentena, el servicio exige que sólo viajen pasajeros sentados en los colectivos y deben ser personas que están autorizadas a circular por la vía pública.

El uso del transporte público se redujo a 600.000 usuarios por día durante el aislamiento social obligatorio que se implementó el 20 de marzo.

Tags relacionados
Noticias del día