Coronavirus

Bajan los casos en la Provincia y en la Ciudad aún aguardan el descenso

Kicillof confirmó una "leve baja" y lo vinculó al éxito de las medidas de restricción nocturna. En tanto, el Gobierno porteño estudia si el repunte es consecuencia directa del mayor movimiento en diciembre

La situación epidemiológica en el área metropolitana comenzó a mostrar los primeros signos de alivio tras el repunte de casos de Covid-19 que se registra desde hace un mes. Esta tarde el gobernador Axel Kicillof confirmó que la provincia de Buenos Aires mostró la semana pasada una "estabilización" de los nuevos contagios con una "leve baja", en tanto que en la Ciudad de Buenos Aires aguardan que en los próximos días se de una situación similar.

Kicillof volvió a reunir  a los intendentes de las localidades turísticas bonaerenses para evaluar la marcha de la temporada. Desde Monte Hermoso anunció que la provincia "consiguió la semana pasada completa estabilizar la cantidad de casos en una leve baja" y agregó que se debió a la implementación del toque de queda nocturno y la limitación de la cantidad de personas que pueden reunirse en espacios cerrados y abiertos.

En ese sentido, sostuvo que en las reuniones de fin de año "se habían relajado muchísimo los cuidados" y adelantó que "se van a sostener las medidas (de restricción) hasta que se consolide la baja de los contagios".

Por su parte, el ministro de Salud bonaerense Daniel Gollan, quien también formó parte del encuentro, precisó que "si seguimos cumpliendo con los protocolos es posible que este camino de estabilización se transforme en una línea descendente". Según detalló, hace cuatro semanas se registró un piso de 850 casos de Covid-19 promedio semanal en el Conurbano y 545 en el interior; de esa cifra se pasó a casi 3000 y 1529, respectivamente.

"Se tomaron las medidas y lo que hemos visto la semana pasada fue un descenso (...) No es mucho en cuanto el número, pero indica que dejaron de crecer, que se estabilizaron y que hay un indicio de que comienza una línea descendente", agregó.

En la Ciudad de Buenos Aires las autoridades sanitarias aún no quieren resignarse a considerar la escalada de nuevos casos diarios un rebrote y, en cambio, apuestan a que en las próximas semanas también se registrará un descenso de los contagios.

El Gobierno porteño evaluará en los próximos días el comportamiento de la curva a partir del regreso de los turistas de la primera quincena. Por protocolo todos los residentes que hayan pasado más de tres días a 150 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires deben realizarse un test de Covid-19 en las postas sanitarias.

En el Ministerio de Salud porteño consideran que por ahora no se puede afirmar que se estableció una nueva meseta en torno a los 1200 casos por día, así como tampoco se puede considerar que la disparada de contagios que esta cerca de cumplir un mes sea el tan temido rebrote.

"Esta va a ser una semana importante porque vuelven los que vacacionaron la primera quincena, vamos a tener mucho testeo a turistas. Tendremos que ver cómo se comporta la curva de casos con este factor", evaluaron fuentes porteñas en diálogo con El Cronista.

Hasta ahora, al igual que la provincia de Buenos Aires, atribuyen una buena parte del aumento de casos a la fuerte circulación que hubo en diciembre. El foco estará en lo que suceda a partir de ahora cuando se disipe el impacto del movimiento de fin de año.

"Vos tuviste una primera quincena que reflejó el movimiento social de diciembre. En ese sentido, a partir de ahora existe la posibilidad de que empiecen a bajar los casos. No es alocado pensar que la segunda quincena puede tener a la baja de casos", precisaron.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios