CORONAVIRUS

Controles sanitarios por coronavirus en los accesos a provincia: detectaron un positivo

Desde el gobierno de Axel Kicillof justificaron las retenciones en las autopistas y aseguraron que el balance es positivo porque sirvió para detectar un caso de Covid-19. Desde Nación se despegan de la estrategia.

Un caos de tránsito se vivió el sábado al mediodía en varias conexiones entre ciudad y provincia de Buenos Aires. De forma sorpresiva, el gobierno provincial instaló controles sanitarios, coordinados conjuntamente por autoridades de Seguridad y Salud, lo que generó demoras de varias horas a miles de personas. Al malestar de muchos ciudadanos que buscaban circular en el horario permitido se sumaron también críticas de la oposición. Autoridades nacionales, si bien las respetaron, se diferenciaron de estas medidas.

Los controles se instalaron en las principales vías de acceso a la provincia de Buenos Aires desde la Ciudad: Panamericana, Acceso Oeste, Autopista Ricchieri y Puente de la Noria. Las actuales restricciones a la circulación rigen entre las 20 y las 6 horas, por lo que estos controles sorpresivos que se iniciaron el sábado a la mañana no podían impedir la circulación.

Los retenes fueron coordinados por los ministerios de Seguridad y Salud de la provincia de Buenos Aires. En el inicio de la Panamericana, por ejemplo, se dejaban solo dos carriles para circular, y los vehículos eran frenados para "controles sanitarios". Se tomaba la temperatura de los pasajeros y se realizaba un cuestionario vinculado a la sintomatología.

Carlos Bianco, jefe de gabinete de la provincia de Buenos Aires, justificó ayer la medida. Aseguró en diálogo con TN que buscaron "reforzar los controles sanitarios, sobre todo el fin de semana, porque la verdad es que nos tenemos que mover pura y exclusivamente, o lo menos posible, para ir al trabajo o a las actividades que son estrictamente obligatorias".

Luego del despliegue realizado, hoy el gobierno bonaerense hizo un balance positivo del plan. Fuentes de esa administración aseguraron a El Cronista que el objetivo era elevar la vigilancia epidemiológica. Además, detallaron que "hubo un caso que se testeó y dio positivo. Esto hace que no se disperse el virus, era una persona que estaba circulando y que podía propagarlo".

En este sentido, aseguraron que el balance de la jornada de ayer es positivo, aunque reconocen que puedan "mejorarse las manera de llevarse adelante. Pero lo que pueda hacerse en cuanto a vigilancia epidemiológica vamos a tratar de hacerlo".

De este modo, anticiparon que continuarán este tipo de controles durante el día, que serán aleatorios y en distintos horarios. Tendrán solo un criterio sanitario y se diferenciarán de aquellos que se realizan a partir de las 20 horas, cuando no está permitida la circulación.

Mientras tanto, desde el ministerio de Seguridad de la Nación buscaron diferenciarse. En principio, la ministra Sabina Frederic aclaró que "el Presidente da un marco general pero a partir de ahí cada gobernador puede hacerlo más rígido", según consigna Télam. En este caso, se reconoce que se trata de una prerrogativa local: Buenos Aires está habilitada a realizar esos controles sin siquiera coordinarlo con Nación.

La ministra había sido avisada unas horas antes de esta determinación por el gobernador Axel Kicillof, según pudo saber El Cronista. Igualmente, desde su cartera reconocen que no saben si estos controles volverán a aparecer en el futuro.

De una forma u otra, dejan en claro que no es la maniobra que ellos hubieran adoptado. "Tenemos otra estrategia, nuestros operativos son distintos", explican desde Nación. En este sentido, hacen hincapié en que los controles sorpresivos que realizan son luego de las 20 horas, y allí sí se pide la aplicación Cuidar. Es decir, se producen en los horarios en los que no está permitida la circulación masiva.

Estos retenes del gobierno de la provincia de Buenos Aires generaron también diversas críticas opositoras. Juan José Méndez, secretario de Transporte de la ciudad de Buenos Aires, consideró que es una medida "contraproducente, porque si está cortada la autopista, la gente tomaría el transporte público y eso no está bueno". En esta línea, aseguró a Rivadavia que no le encuentra "el sentido sanitario a tomar una decisión de estas características". 

Tags relacionados

Comentarios

  • ENM

    El Naranjo Mecanico

    02/05/21

    O sea que toman como un éxito que le arruinaron el día a miles de personas pero detectaron un positivo? Ya no quedan dudas de que esta gente es deficiente mental.

    1
    0
    Responder
    • EVP

      El vasco59 Pepe

      03/05/21

      Exacto !!! si todo ese esfuerzo lo aplicaran a testear en la múltiples ferias del conurbano nos sorprenderíamos de la cantidad de positivos , pero es mejor joderle la vida al que sale con su burbuja en un auto .

      0
      0
      Responder