Análisis

Consumo, actividad, dólar, precios y empleo: cómo llegan las principales variables a las elecciones

Cuatro especialistas compartieron con El Cronista sus proyecciones de cara a las PASO y a las generales. Cuáles son las expectativas de los economistas para el escenario argentino en los próximos meses.

Consumo, actividad económica, dólar, precios y empleo son algunas de las variables clave de la economía argentina, y toman especial importancia de cara a las PASO.

Frente a este interrogante, cuatro economistas compartieron con El Cronista sus proyecciones para las elecciones 2021Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina, consideró que "No hay mucha diferencia entre las PASO y las generales porque la estrategia del Gobierno va a ser la misma". Si bien pueden intensificarse ciertos procesos en las variables reales, señaló que el plan -sobre todo en lo vinculado con las cuestiones económicas- de ambas etapas es igual.

El analista estimó que el consumo se recuperará en la segunda mitad del año, tanto el privado como el público. El privado se levantará por dos motivos, puntualizó, por un lado porque habrá menos restricciones y más gente vacunada. Y por el otro, porque el Gobierno está yendo a un nuevo equilibrio, en donde está aceptando una mayor inflación, pero también porque está apuntando a mejorar los salarios. "Básicamente por eso hay una reapertura tan temprana de paritarias, está vinculado a que vienen las elecciones", explicó.

El salario real volverá a caer en 2021 y acumulará 4 años de pérdidas

Sobre la actividad, resaltó que $ 7 de cada $ 10 que se demandan en la economía argentina se explican por el consumo (público y privado). "La actividad va a recuperarse un poco por el consumo. Y el otro punto que impulsará a la actividad es Brasil, sobre todo la industrial. La economía brasileña se está recuperando más rápido de lo previsto", subrayó.

Según pronosticó, en los próximos meses el dólar seguirá controlado en el mercado oficial. "En los segundos semestres en general y en los años electorales en particular, el Banco Central deja de comprar reservas y empieza a vender, entonces empieza a cambiar la tendencia (...) El BCRA lo que podría hacer es restringir un poco más la canilla de importadores, pero eso dependerá de las presiones cambiarias y del rebote de la actividad", completó.

Dólar libre entre los $ 190 y $ 200 para fin de año: el pronóstico de Melconian 

Por otra parte, anticipó que "Los precios van a seguir subiendo". Y añadió: "Yo creo que la inflación bajará y será menor a la del primer semestre. Pero la baja será más lenta de lo esperado en un primer momento. Si en la primera mitad del año tuvo un promedio de 4% mensual, la segunda mitad rondará el 3% mensual".

De acuerdo con su visión, para las elecciones el empleo se recuperará y la atracción al consumo irá más por el lado de los puestos de trabajo que por el lado del salario. "Me parece que no habrá una gran recuperación del poder adquisitivo", comentó. Asimismo agregó que habrá una recuperación de los puestos de trabajo, pero aclaró que no estará acompañada de una baja en la tasa de desocupación.

Antes de cerrar, Rajnerman recordó que en 2019 el resultado de las PASO disparó el dólar. Y en ese eje subrayó: "Yo no veo en estas elecciones un impacto disruptivo en materia cambiaria, sea cual sea el resultado. El dólar oficial se puede mover, yo creo que se va a mover, pero por otros factores".

Para Joel Lupieri, de la consultora EPyCA, hacia septiembre "deberíamos ver una recuperación aunque sea progresiva del poder adquisitivo" probablemente fruto de una depreciación menor del tipo de cambio, entre otros factores. "Tratar de anclar expectativas de inflación y a su vez lograr que el salario rinda un poco más, creo que será parte de la receta electoralista que busca el Gobierno para ratificar su posición hegemónica", apuntó.

En cuanto a los precios y al dólar, sintetizó: "estamos viendo un aminoramiento en el ritmo de depreciación, al 1% mensual. Me parece que vamos a seguir en ese orden. Una tasa de depreciación menor a la inflación, que permitirá anclar las expectativas de devaluación y con eso apaciguar un poco la inercia inflacionaria".

El largo camino hacia las elecciones legislativas

De acuerdo con su análisis, el Gobierno intentará revitalizar la actividad para las PASO. En ese sentido, opinó que probablemente haya un "cóctel entre mayor consumo y apertura de negocios y bares gastronómicos, para que mejoren las expectativas de la gente y el humor social. De modo que es factible que veamos una mayor actividad, tanto en servicios como en industria".

En lo que concierne al empleo, destacó: "deberíamos ver un intento de que haya una mayor recuperación". No obstante, aclaró, todo dependerá de cómo se desenvuelvan las aperturas, el régimen de protocolos y las necesidades de la gente.

En cambio, hacia noviembre ocurrirá lo contrario en materia de inflación y dólar, según el especialista. "Es muy posible que tras las elecciones, la depreciación contenida se libere un poco y se aumente la tasa de depreciación. Con todo, también aumentará la expectativa de inflación", aseveró.

El director de la consultora Seido, Matías Carugati, por su parte dio precisiones sobre los precios, la actividad y el dólar. De cara a septiembre estimó 2,9% de inflación mensual (51,4% anual), una actividad que crece 2% anual y un tipo de cambio a $ 103. En tanto, para noviembre pronosticó 2.9% de inflación (49.6% anual), una actividad creciendo 0,5% anual y un tipo de cambio a $ 108. En esa línea, reveló que para todo el año proyecta un 50% de inflación, un crecimiento de 5% y un dólar oficial que cierra a $ 110 (con 33% de variación anual).

A su turno, el economista Bruno Panighel anticipó que para las elecciones habrá un aumento en el salario real, lo cual derivará en una suba del consumo y de la actividad económica. Empero, resaltó que será un "Boom artificial" en los precios, en el dólar y en las tarifas, lo cual llevará a un incremento en el consumo y en la actividad. En otras palabras, esto implica "una mejora de corto plazo, ya sea para las PASO o las generales".

En relación con el empleo, no visualizó grandes diferencias a través del tiempo: "No creo que haya mucho efecto en el empleo nuevo dentro del mercado argentino, que es ahora sumamente rígido". En ese mismo renglón, manifestó que no hay "ningún tipo de flexibilidad" a la hora de despedir y se pronunció en contra de los "altos" impuestos laborales.

Desempleo: el Gobierno prohíbe los despidos y suspensiones hasta fin de año

"Vamos a tener un efecto más que nada vía precios y específicamente vía salarios -vaticinó-. Yo creo que los próximos cinco meses va a ser eso: un boom artificial, con anclas de precios, tarifas y el tipo de cambio en el ancla estrella. También subas de salarios nominales mayores a la inflación y un empleo que le cuesta arrancar en términos de cantidad de gente empleada".

Panighel confía en que el dólar oficial estará a $ 102,40 a fin de 2021, tal como asegura el ministro de Economía, Martín Guzmán. "Es la estimación que hizo en el Presupuesto y que volvió a ratificar en febrero -recordó-. Y tiene que subir a razón de 1,1% por mes. Así que llegará para las generales a $ 100 o $ 101".

Por último, se refirió a la inflación y consideró que las tasas van a ir en un sendero decreciente. "Posiblemente apunten al 3% a fin de año. Creo que el Gobierno está buscando meter algunos meses con congelamiento, ahí cerca del 2,5% (...) Pero después de las elecciones no se mantendrá así, porque estamos teniendo un desajuste de precios relativos muy grande. Sobre todo en el tema de tarifas".

Y a modo de cierre, advirtió: "es urgente que después de las elecciones reajusten esos precios relativos, porque sino la cuenta de subsidios de la Nación se va a 'comer' otra vez las finanzas públicas, como ya nos pasó".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios