Pandemia

Congreso paralizado: crece el conflicto por las sesiones virtuales y la oposición presiona por la presencialidad

Luego de que Cristina Kirchner firmara un decreto para prorrogar la modalidad mixta por 60 días, los jefes de la oposición le enviaron una nota expresando su disconformidad. "Es un disparate", le dijeron a El Cronista.

Cuando faltaban apenas unas horas para que los empleados públicos de la administración nacional retomaran la presencialidad, con protocolos mediante, la presidenta del Senado Cristina Kirchner firmaba un decreto para extender por 60 días más el esquema mixto que rige en la Cámara alta en el marco de la pandemia de Covid-19. La noticia no cayó bien entre los bloques opositores. El mismo martes, le enviaron una nota a la expresidenta expresando su postura y pidiéndole una reunión para "consensuar otras medidas que permita mitigar riesgos".

"Los senadores de nuestros bloques consideran necesario volver al funcionamiento presencial pleno, tanto en sesiones en el recinto como para las reuniones de comisiones", señala la nota que el enviaron a CFK el 31 de agosto y que lleva la firma de los presidentes de las tres bancadas opositoras: Luis Naidenoff (UCR), Humberto Schiavoni (PRO) y Juan Carlos Romero (Parlamentario Federal).

Los legisladores argumentaron que "se ha retornado a la presencialidad escolar en todo el país, se habilitan espectáculos deportivos con público, están funcionado los vuelos a las distintas provincias y los demás poderes del Estado han regresado a la presencialidad, no vemos motivo para prorrogar el funcionamiento remoto".

"No hay margen para no tener presencialidad en el recinto. Si tenés aforo del 30% en las canchas, ampliación de reuniones y prácticamente normalización de la vida en pandemia, que el Senado no pueda funcionar de manera presencial es un disparate", le dijo a este medio uno de los firmantes de la nota a El Cronista. Y agregó: "Podés tener opciones, como sesionar en Diputados. Hay que buscarle la vuelta".

Ante esta postura, en la misiva que le enviaron a CFK le solicitaron que convoque a una reunión de Labor Parlamentaria para consensuar "otras medidas que permita mitigar riesgos". Hasta el momento, no hubo respuesta.

"Por ahora no hay definición", dijeron a este medio desde el Frente de Todos. En otras palabras, el decreto firmado por CFK, que debe ser aprobado en el recinto, "está". No se habló de ningún tipo de modificación. Y dudan que la haya.

La lectura que hacen desde la bancada oficialista al impulsar el decreto es que fue el propio Juntos por el Cambio el que les dio pie para extender la modalidad mixta por 60 días

Se remontan a la semana pasada, cuando el presidente de la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior de la Nación, José Mayans, invitó a los presidentes de las bancadas de Juntos por el Cambio de ambas cámaras, Naidenoff y Mario Negri a que participaran de la exposición que dio el ministro de Economía Martín Guzmán. Pero ninguno de los dos asistió. Vale aclarar que no integran la bicameral.

A esto se le sumó que, pese a que el encuentro había sido organizado para celebrarse de forma presencial, terminó siendo "mixto". Por Juntos por el Cambio, el único que se hizo presente en el Palacio del Congreso fue Luciano Laspina, autoridad de la comisión, el resto participó de forma virtual.

La disyuntiva, todo indica, terminará de resolverse en la próxima sesión que celebre el Senado. Aún no fijada. En ella se pondrá a votación el decreto, tal como viene ocurriendo desde que se renovó el protocolo por primera vez. 

Lo más probable es que Juntos por el Cambio vote en contra y se exprese en contra de la medida. Pero, como el FdT cuenta con mayoría propia, el reclamo opositor seguramente quede en eso: en un reclamo. Mientras que, por los próximos 60 días, la virtualidad seguirá rigiendo en el Senado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios