Con las metas fiscales como eje, Fernández habló con Georgieva y apura el acuerdo

La reunión se llevó a cabo de forma virtual, y se hizo especial hincapié en el "ordenamiento" de las cuentas fiscales. El objetivo es tener todo listo para que en abril finalicen las negociaciones

El presidente Alberto Fernández y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, coincidieron en que el acuerdo debe estar firmado, como tarde, en abril próximo.

Así quedó establecido durante un encuentro virtual, en el que también se dejó en claro que el programa que se pacte "debe estar basado en supuestos realistas sobre cómo funciona la economía argentina".

Y dentro de este esquema, se hizo especial hincapié en la necesidad de "poner las cuentas fiscales en orden".

"Se remarcó la importancia de la recuperación económica como condición necesaria para la estabilización, así como la necesidad de poner las cuentas fiscales en orden a una velocidad que sea consistente con el crecimiento para garantizar la estabilidad de mediano plazo", sostiene el parte de prensa difundido oficialmente después del encuentro.

La intención del Gobierno es llegar a un acuerdo para acceder a un programa económico que desde ya deberá contar con el visto bueno del Fondo Monetario, con lo que logrará refinanciar vencimientos por cerca de u$s 44.000 millones.

Se trataría de un programa de Facilidades Extendidas que, además, le brindaría a la Argentina la opción de lograr nuevos fondos, en caso de que sea necesario.

Este tipo de programas suelen tener una extensión de 10 años y requieren de reformas estructurales por parte de los gobiernos, un punto que puede llegar a ser conflictivo ya que el oficialismo siempre sostuvo que no está dispuesto a recibir imposiciones en este sentido.

Lo que no se definió aún es si habrá un nuevo encuentro personal entre las partes previo al acuerdo, aunque se estima que sí se dará.

En este sentido, podrían aparecer desencuentros ya que, en medio de esa necesidad de mayor orden de las cuentas fiscales, el Gobierno anunció el miércoles pasado que el déficit primario fue de 6,5% del PBI en 2020, mientras que se espera que para este año sea de 4,5%.

Aquí el hilo es muy fino, ya que el Gobierno no tenía previsto en 2021 gastos relacionados con la pandemia, ya que la situación estaría medianamente normalizada. Sin embargo, la segunda ola de covid que azota a todo el mundo muy posiblemente cambie esos planes, y sí se deban realizar desembolsos tanto en ayuda a empresas como sociales.

Según se informó oficialmente, durante el encuentro virtual, de más de una hora, se habló sobre la necesidad de trabajar, desde lo que se espera sea un renovado multilateralismo y por "una economía mundial más justa e inclusiva".

Tras el encuentro, la propia Georgieva destacó el encuentro. Calicó a través de su cuenta de twitter como "muy buena" la reunión, y contó que "discutimos las perspectivas de crecimiento global y las acciones para combatir la crisis económica y de salud".

Para el Gobierno, llegar a un buen final con estas negociaciones es clave, ya que luego deberá hacer frente a otra etapa de las tratativas por las deudas de la Argentina. En mayo, se deberá hacer frente al pago de una deuda con el Club de París por u$s 2.188 millones.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios