Con fuertes transferencias a las provincias, en marzo el déficit fiscal se disparó 175%

Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso. El agujero fiscal total alcanza los $ 135.711 millones, un incremento de 25,6% en términos reales. Compensó parcialmente el saldo negativo la transferencia de utilidades del Central por $ 80.000 millones.

El déficit fiscal primario alcanzó en marzo los $ 84.024 millones, 175% mayor en términos reales que el rojo del tercer mes de 2019, informó la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) que analizó la ejecución presupuestaria de la administración nacional.

De esta manera, el agujero fiscal total alcanzó los $ 135.711 millones, lo que representa un incremento real de 25,6% en la comparación interanual.

Las variaciones negativas de marzo fueron compensadas parcialmente por transferencias de utilidades del Banco Central (BCRA) por $ 80.000 millones, que provocaron que las rentas de la propiedad tuvieran un incremento interanual de 38,8%.

Por su parte, el gasto fue impulsado principalmente por las transferencias corrientes a provincias, que crecieron un 222% real, focalizadas en asistencia financiera y fondos para los hospitales. También influyó el aumento de 13,1% interanual de prestaciones sociales se explicó por el pago extraordinario de $ 3000 a los titulares de la AUH y la ampliación del programa de Políticas Alimentarias. 

 

 

"El comportamiento e los recursos estuvo condicionado por la persistencia de un contexto macroeconómico adverso, caracterizado por la caída de la actividad económica, el consumo y el empleo", señaló el estudio, que analiza el devengado de ingresos y gastos de la administración nacional, de organismos descentralizados y de Seguridad Social, a diferencia de los informes de Hacienda que incluyen datos de las universidades nacionales, empresas públicas y otros entes públicos.

En el primer trimestre se devengó el 26,1% del presupuesto vigente, que se reforzó en $ 64.550 millones por la emergencia sanitaria. Las principales partidas incrementadas fueron las prestaciones sociales ($ 38.165 millones), los gastos de funcionamiento ($ 13.847 millones) y las transferencias a provincias ($ 9697 millones).

La administración nacional embolsó ingresos totales por $ 386.135 millones en marzo, de los cuales $ 165.047 millones provinieron de ingresos tributarios y $ 107.838 millones, de aportes y contribuciones de Seguridad Social.

Además, $ 8537 millones corresponden a ingresos no tributarios; $ 613 millones, a venta de bienes y servicios; $ 94.110 millones, a rentas de propiedades (incluyendo rentas del FGS); $ 9105 millones, a ingresos de capital, y $ 886 millones, ae transferencias corrientes.

Del otro lado, los gastos primarios totalizaron $ 470.159 millones, de los cuales $ 25.979 millones constituyeron gastos de capital.

Del gasto corriente, que alcanzó los $ 495.867 millones, $ 287.955 millones provinieron de prestaciones sociales; $ 38.926 millones, de subsidios económicos; $ 63.443 millones, de gastos de funcionamiento; $ 31.776 millones, de transferencias a provincias, y $ 22.081 millones de otros partidas.

El gasto en intereses totalizó $ 51.687 millones y llevó al gasto total a $ 521.846 millones.

 

Tags relacionados