INFLACIÓN

Los empresarios analizan cómo trasladar a precios las subas salariales

Ya con las paritarias establecidas por encima del 40%, ahora los empresarios quieren comenzar a discutir cómo hacer para que esto tenga un menor impacto en sus finanzas.

La disparada de la inflación obligó al Gobierno a blanquear que el sueño del 29% que se plasmó en el Presupuesto 2021 no sería posible, por lo que elevó la vara de las negociaciones salariales muy por encima de esa marca.

Así, avaló mejoras en los haberes de los trabajadores dependientes del Estado por encima de 40%, dejando en claro que esa sería la nueva pauta salarial.

Este movimiento también tuvo repercusiones en el sector privado. Ya con el piso original perforado, los empresarios no tuvieron más opción que seguir por ese camino. En primer lugar, porque la nueva marca ya había sido establecida por el Gobierno y era muy difícil bajar de ahí, pero además porque ante los funcionarios oficiales habían tomado meses atrás el compromiso de que las subas salariales este año le ganarían a la inflación.

Esto determinó que se comenzaran a ejecutar las cláusulas de revisión de las paritarias, aunque con con bastante antelación respecto de lo que se había pactado, y ante el fuerte avance de la inflación. En tanto, aquellos gremios que debían arrancar de cero lo hicieron ya con el nuevo piso establecido.

"Ese acuerdo tenía como foco superar por algunos puntos el 29% de inflación que estaba previsto, pero sin dudas la escalada ahora nos lleva a hablar de otros números. Estamos de acuerdo en que los salarios le ganen a la inflación, como siempre lo manifestamos. Pero esta revisión del piso paritario debería estar acompañada de otras discusiones", dijo a El Cronista un empresario que por estos días discute la reapertura de la paritaria con sus trabajadores.

Esta nueva puerta que se abre para los empresarios tiene que ver con el traslado de ese sobre costo a los precios, una de las discusiones más calientes que el Gobierno tiene con los privados desde hace más de un año.

Los hombres de negocios argumentan que la masa salarial representa en muchos casos no menos del 60% de su estructura de costos, por lo que resulta vital poder llevar al menos parte de ese incremento a sus precios finales, algo que saben no está bien visto.

"En algún momento nos vamos a tener que sentar a discutir también esta parte de la historia. Por el momento estamos aportando lo nuestro como para cumplir con la premisa de que los salarios este año no pierdan, pero si no discutimos el tema traslados, estaremos frente a un problema importante", dijo otro de los empresarios consultados.

Cafiero: "Necesitamos que los salarios le ganen a la inflación"

La preocupación de los industriales en este sentido tiene que ver también con que la contención de los precios aparece hoy como un punto débil del Gobierno, por lo que siempre apareció como un eje de conflicto muy importante entre empresarios y Casa Rosada.

De hecho, al programa Precios Cuidados luego se sumó Precios Máximos -hoy desaparecido-, que generó fuertes desencuentros debido a que, justamente, los empresarios afirmaban que los productos incluidos en esa canasta terminaban siendo totalmente deficitarios ya que no tenían permitidos modificar sus precios, mientras que sus costos crecían.

La perspectiva inflacionaria del Gobierno indica que para este segundo semestre el incremento de los precios comenzará a mostrar una baja, aunque por supuesto siempre dentro de un escenario complejo, ya que en solo el primer semestre de 2021 se acumuló un 25%.

Como parte de esa expectativa es que el Gobierno ahora deberá subir la puesta en lo que tiene que ver con la contención inflacionaria.

"Están dadas las condiciones para que, con algunos vaivenes, la inflación se vaya reduciendo", sostuvo semanas atrás durante un encuentro con empresarios el ministro de Economía, Martín Guzmán.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios