DEUDA

Club de París: Martín Guzmán viaja a Francia para reestructurar la deuda pendiente desde 2014

El ministro pretende cerrar un acuerdo con los 22 acreedores nucleados en este mecanismo. La resolución permitiría facilitar el finainciamiento del sector privado para potenciar inversiones.

Mientras el pleno del gabinete nacional estaba reunido en la Casa Rosada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, ausente con aviso de esta cita, determinó tras reunirse con su equipo de trabajo en el Palacio de Hacienda que viajará la próxima semana a Francia para negociar la reestructuración de la deuda pública con el Club de París.

Guzmán será recibido el próximo miércoles en París por el grupo de acreedores, con los que se espera definir un nuevo cronograma de vencimientos del pasivo estimado en u$s 2000 millones, más intereses.

Martín Guzmán faltó a la reunión de Gabinete en medio de la suba del dólar y la interna en el Gobierno

Como publicó El Cronista, la Argentina acordó con el Club de París diferir los pagos de deuda hasta renegociar un nuevo entendimiento o hasta el 30 de septiembre de 2024, lo que ocurra primero. Una vez más, tiene el apoyo del FMI, que incluso avaló que si se realizarán pagos al grupo de 22 acreedores, serán descontados de la meta de acumulación de reservas en el Banco Central a cumplir en el programa, por u$s 5800 millones para este año.

Club de París: el impacto en dólares y por qué el Gobierno busca cerrar en junio pese al nuevo puente

La reestructuración de la deuda que fuera por última vez renegociada en 2014, siendo entonces ministro de Economía Axel Kicillof, se considera crítica a efectos de restablecer relaciones con las agencias de crédito de los países integrados al Club de París.

Guzmán quiere cerrar la trilogía de la deuda que comenzó con la renegociación con los bonistas privados y siguió con el plan de Facilidades Extendidas con el FMI.

Alberto Fernández lanzó un ultimátum a Martín Guzmán por el dólar

Fuentes oficiales confiaron a El Cronista que la reestructuración tiene "singular importancia" en el escenario global actual, en el que se potencian las oportunidades de desarrollo de inversiones en el sector energético, pero que requieren de inversiones externas directas complementarias de la inversión local.

Un mayor acceso al financiamiento para las empresas puede descomprimir la demanda de dólares al Banco Central, que por la escasez de reservas, extenderá hasta 2023 la norma que obliga a las empresas a refinanciar el 60% de su deuda en dólares. Las empresas, en tanto, estarían en condiciones de calificar para obtener créditos en la banca de estos países a los que la Argentina todavía adeuda dinero.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.