Clausuran vía para negociar canje de inversiones eléctricas

El Gobierno vetó dos artículos que podrían haberse utilizado para que Edenor y Edesur reactiven sus inversiones antes de la llegada del verano. Podrían haber canjeado deuda por $ 14.000 millones

El Gobierno promulgó parcialmente la modificación y ampliación del Presupuesto (que se prorrogó de 2019 ya que no se votó para este año) y vetó dos artículos que abrían una vía para negociar con las distribuidoras eléctricas la reanudación de algunas inversiones.

Con el Decreto 696, publicado ayer en el Boletín Oficial, el presidente Alberto Fernández  promulgó la Ley 27.561 y vetó los artículos 18 y 19, que establecían créditos equivalentes a tres veces la factura media mensual del último año de las transacciones en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) para aquellas distribuidoras que adhirieron al congelamiento de las tarifas.

Pese a que esta norma iba dirigida a todas las empresas del sector en el país, el Ministerio de Desarrollo Productivo, hasta el viernes pasado a cargo de la Secretaría de Energía, exploraba un canje con Edenor y Edesur para que las firmas que operan en Capital Federal y el Gran Buenos Aires imputaran los créditos a favor para apurar inversiones críticas.

Las reiteradas quejas de los intendentes peronistas del sur del conurbano bonaerense para con Edesur encendió las luces de alerta en el Gobierno, ya que el congelamiento de las tarifas lleva un año y medio y en verano se podrían masificar los cortes de energía eléctrica, al ritmo del freno en las inversiones.

Al 31 de julio, las distribuidoras eléctricas de todo el país (públicas y privadas) adeudaban $ 95.436 millones a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). El 43% fue contraída en apenas cuatro meses, desde abril.

Cammesa es una sociedad mixta administrada por el Estado que compra la energía a las generadoras y la vende a las distribuidoras. Con lo que recauda, gira los fondos a los dueños de centrales térmicas, plantas de energías renovables y represas hidroeléctricas; lo que no puede cobrar en el mercado lo cubre el Tesoro Nacional con subsidios.

Hasta el mes pasado, Edenor debía unos $ 7400 millones y Edesur, otros $ 7000 millones. Según el veto del jefe de Estado a los artículos mencionados, "el reconocimiento de los créditos por parte de la norma analizada no implica ningún compromiso de inversión para las distribuidoras".

En el medio, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) recomendó al Gobierno anular las Revisiones Tarifarias Integrales (RTI) para Edenor y Edesur y sus consecuentes aumentos de tarifas de los últimos años. Una fuente oficial, no obstante, aseguró que este veto "no está vinculado particularmente la negociación tarifaria".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios