LUEGO DEL ESCANDALO

La Ciudad se despega de los vacunados vip y no inmunizará funcionarios

Quirós se diferenció de los funcionarios e intendentes, incluso de Juntos por el Cambio, que se vacunaron para generar confianza. Además, sostuvo que el vacunatorio vip "daña severamente la credibilidad" del plan.

La Ciudad de Buenos Aires comenzó esta mañana la vacunación de mayores de 80 años tras un fin de semana donde los funcionarios porteños observaron de costado las noticias sobre el escándalo por el vacunatorio vip. Hoy recibieron una primera dosis 4656 personas en las 29 postas sanitarias y unas 511 residentes en geriátricos.

La revelación de Horacio Verbitsky el pasado viernes que concluyó con la salida de Ginés González García del Ministerio de Salud funcionó como cortina para los problemas que surgieron durante la inscripción para recibir la vacuna. La web de la ciudad colapsó y el Ministro de Salud Fernán Quirós debió pedir "serias disculpas" por "la angustia suplementaria a todo lo que estamos viviendo".

Vacunatorio VIP: el listado completo que publicó el Gobierno 

En conferencia de prensa para dar cuenta sobre la primera jornada de vacunación de adultos mayores el funcionario calificó de un "error grave" el vacunatorio vip y aseguró que "daña severamente la credibilidad de la campaña a nivel nacional y de todas las jurisdicciones".

Quirós aprovechó para tomar distancia de los funcionarios nacionales, provinciales e intendentes, incluso algunos de Juntos por el Cambio, que se aplicaron la vacuna para generar confianza sobre la misma y pese a que no correspondían a los grupos de riesgo definidos por el plan de vacunación.

"Nosotros no tenemos que hacer manifestación pública de confianza (sobre la vacuna), la confianza es la información científica de cada vacuna", precisó. Desde el Frente de Todos han manifestado a vivo voz críticas contra Horacio Rodríguez Larreta por aún no haberse inmunizado.

¿La vacunación de Moyano perjudica a la Ciudad?

En relación a la revelación en boca del propio Hugo Moyano, quien afirmó que tanto él como su esposa y su hijo de 20 años se aplicaron la vacuna por ser empleados del Sanatorio Antártida - bajo administración del gremio de Camioneros, Quirós explicó que "nosotros tenemos un convenio (con sanatorios privados y obras sociales) donde se delimitan y definen las responsabilidades".

Según explicó el ministro el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le entrega a cada sanatorio y clínica privada y obra social un número de dosis de acuerdo a las nóminas de personal que ellos presentan; las instituciones se hacen cargo de aplicarlas y velar por mantener las cadenas de frío y protección de las dosis.

"Hay una persona responsable del Sanatorio Antártida que tiene que velar por todas la pautas y normativas. Vamos a seguir chequeando que eso se cumpla y vamos a observar cualquier situación que no se haya cumplido", indicó.

Fuentes porteñas consultadas por El Cronista minimizaron la posibilidad de que la administración larretista impulse una investigación al respecto. La ciudad ya tiene otro frente abierto con el sindicato de Camioneros por la revisión de los contratos de recolección de basura producto de la quita de coparticipación.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios