Cierre de exportaciones

Mercado de la carne: quiénes son los principales perdedores de la intervención

Desde el sector advierten que los empleados absorben el principal efecto negativo del cierre de exportaciones. La mayoría este mes recibirá $33.600. Hay empresas que cerraron sus puertas y se registró una importante pérdida de facturación esta semana en el Mercado de Liniers.

 El cierre de exportaciones de carne vacuna por 30 días generó que un gran número de empresas frigoríficas se vean obligadas a reducir la jornada laboral y otorguen licencias laborales por la disminución del nivel de actividad que causó la caída de las operaciones externas. Algunas directamente decidieron cerrar sus puertas de forma temporaria hasta que se habiliten las exportaciones.

El cepo a la exportación de carne que impuso el poder Ejecutivo recibió desde el primer momento rechazo unánime tanto de frigoríficos, como de toda la cadena: productores ganaderos, criadores, matarifes. En gran parte, por los puestos de trabajo que se perdieron con el cierre de exportaciones de 2006.

"El cese de exportaciones nos mantiene muy preocupados porque coloca a los frigoríficos exportadores primero en situación de incumplimiento contractual y segundo, el 90% de los asociados a Fifra está sin operaciones porque no tiene ningún destino de cuotas a Europa y Estados Unidos. que es el 8% restante de exportaciones que está permitido", explicó Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra).

Y agregó: "suspender la producción por un mes genera daños irreparables. Los frigoríficos que no están trabajando van a liquidar sueldos bajo la modalidad 'garantía horaria', que le implica disminución de ingresos al trabajador, son los que más sufren con esta disminución de tareas".

Podría haber desabastecimiento de carne: ¿Cuándo?

Actualmente, por convenio los empleados tienen garantizadas 140 horas de garantía horaria por mes. Algunos, venían realizando 200 horas por problemas relacionados a contagios internos por causa de la segunda ola de coronavirus.

De esta manera, como a los trabajadores se les paga $240 la hora, el sueldo mensual de aquellos empleados que trabajen solo la garantía horaria será de $33.600, cuando una familia necesitó el mes pasado $62.958 para no ser considerada pobre.

Cierre de frigoríficos:

El caso más extremo del sector fue el del frigorífico Rafaela Alimentos de Santa Fe. Cerró por completo la plata en la que trabajan 650 empleados

El frigorífico Rafaela Alimentos, en Santa Fé, cerró sus puertas

"No tenemos posibilidad de continuar las operaciones hasta que se vuelvan a rehabilitar las ventas al exterior. La planta va a tener que cerrar, no tiene sentido seguir produciendo", informó el directorio en un comunicado.

Sin embargo, no es el único. Logros S.A., el principal frigorífico exportador de Córdoba, además de reducir la jornada laboral de sus 500 empleados, adelantó que por el cierre de ventas al exterior perderán 4 millones de dólares en un mes lo que los obligaría a suspender personal.

"En el sector se trabaja con muchos contratados que ahora no están siendo llamados a trabajar, otras empresas licencian al personal y el resto les da la garantía horaria de 140 horas, que con eso no viven los trabajadores. El gran problema es la desocupación", señaló Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra).

Pérdidas en el Mercado de Liniers:

Por la medida de fuerza que lanzó la Mesa de Enlace por la que exactamente hace una semana no se comercializa carne, en el Mercado de Liniers se perdieron aproximadamente 1.800 millones de pesos

La cifra surge de los 1.833 millones que facturó el mercado de referencia en la última semana que tuvo operaciones activas, del 10 al 14 de mayo.

Schiariti aclaró que la caída de ingresos por el parate en la actividad es superior, dado que en Liniers sólo se comercializa el 12% de la carne.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios