Cena de la Fundación Libertad

¿Tiembla Javier Milei? Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta salieron a la pesca del voto liberal

En un evento que convocó a más de 700 personas, buscaron agradar a un sector que se vuelca hacia Ricardo López Murphy, José Luis Espert y Javier Milei. El diputado libertario fue invitado, pero no quiso participar.

Cotizaciones relacionadas

Lo dijo Gerardo Bongiovanni cuando dio apertura a la cena anual de la entidad que preside: "Cuando en 1988 lanzamos Fundación Libertad, nos sentíamos incomprendidos". Más tarde, el ahora diputado Ricardo López Murphy puntualizó que "el mundo de las ideas liberales antes era un verdadero desierto, ahora tenemos un vergel", porque "ante el fracaso del populismo, la población empieza a comprender que la defensa del capitalismo y de la libertad es la única salida posible".

A juzgar por la convocatoria, quizás una de las más importantes desde que la Fundación Libertad realiza en la ciudad de Buenos Aires su cena anual, el liberalismo parece estar de moda. El salón del Golden Center estaba abarrotado y casi no quedaba ningún lugar en las 80 mesas que colmaban el lugar.

Aunque lo más interesante sucedió en la mesa de los oradores, donde además de Mario Vargas Llosa, su hijo Álvaro y el expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti, estaban sentados Mauricio Macri, acompañado por su esposa, Juliana Awada; Ricardo López Murphy y José Luis Espert, líderes que desde adentro o desde afuera de Juntos por el Cambio, intentan llevar agua al molino liberal. 

En rigor, los organizadores también invitaron a Javier Milei, con el que tienen una muy buena relación, pero él desistió, diferenciándose del resto.

En cambio, sí estuvieron Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta. En otra mesa, muy a la moda con un mono verde, estaba Elisa Carrió, compartiendo con Mirtha Legrand, la única figura que fue saludada desde los micrófonos. La diva, siempre elegante, se paró para recibir los calurosos aplausos de la sala.

Patricia Bullrich prepara almuerzos con empresarios y pide dólares para financiar su campaña

Aunque hay que reconocer que el aplausómetro se lo ganó López Murphy, que parecía que había llevado barra propia. "La verdad es que en esos años aciagos nosotros armamos todos los años una actividad con el bulldog. Es quizás el dirigente con más vínculo con la fundación y al que más valoramos, porque no aflojó nunca", contaron a El Cronista desde la organización.

Macri también fue muy aplaudido cuando fue anunciada su participación. Entre los liberales tiene su propia hinchada, desde Diego Santilli hasta Juan Curutchet, pasando por Paula Bertol, por nombrar algunos de los dirigentes del PRO que nacieron a la política en la UCeDé o en partidos cercanos, como el Federal.

Macri y el almuerzo 'rosquero' en Los Abrojos: quiénes estuvieron y qué se dice de su candidatura para 2023

A pesar de la comunidad de ideas, las disputas por el posicionamiento no pudieron evitarse en la mayoría de los oradores. Rodríguez Larreta hizo una defensa de su modelo político "antigrieta", explicando la importancia de construir una oferta política que solo excluya al kirchnerismo y a la izquierda ("piensan en otro país") para poder realizar las transformaciones  con sostenibilidad a lo largo del tiempo. Bullrich, en cambio, dijo que "la grieta no es un invento, existe en la sociedad y es porque hay una población que quiere ver  dirigentes con coraje para llevar adelante los cambios que tienen que hacerse".

Más equidistante, López Murphy dijo que "necesitamos un triunfo arrollador", aunque sostuvo que tenían que encararse los cambios en "un ambiente de concordia y sin odios". 

Espert fue crítico de los dos últimos gobiernos, el del Frente de Todos y el de Juntos por el Cambio, porque no se animaron a ir a fondo con las reformas. Cornejo puso el foco en el modelo de Mendoza, una provincia que solo vivió una cuarentena estricta por apenas tres meses, evitando el fenomenal freno económico que se vivió en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires.

Macri, finalmente, dijo que Juntos por el Cambio tiene que ofrecer al electorado "dirigentes que conmuevan", que sean "la cara del cambio". ¿Fue una crítica a Rodríguez Larreta? 

Como sea, el jefe de gobierno porteño ya no lo escuchaba porque, apenas terminó de dar su discurso (que fue el primero), partió raudo a la casa de su madre, que anoche festejaba su cumpleaños. Cruje la interna del PRO.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios