Caso Ciccone: Forcieri viajaba a la Argentina y se volvió a mitad de camino

El ex jefe de Gabinete de Boudou había dicho que no podía declarar ante Lijo porque no podía viajar desde Estados Unidos. Pero ya en vuelo, decidió regresar en una escala.

Cambio de planes. Guido Forcieri, quien era jefe de Gabinete del Palacio de Hacienda cuando el hoy vicepresidente Amado Boudou era ministro de Economía y que, como su ex jefe, está imputado en el Caso Ciccone, había embarcado desde Washington con destino a Buenos Aires, adonde debía declarar ante el juez federal Ariel Lijo. Y hasta tenía las reservas de hotel. Pero, a mitad de camino, cambió de destino y volvió a la capital estadounidense.

Imputado en la causa judicial que hoy más dolores de cabeza le trae al Gobierno, Forcieri, representante de Argentina, Uruguay y otros países en el directorio del Banco Mundial, le pidió a Lijo una postergación en su indagatoria. Según argumentó, está trabajando para el país en Washington en el tema fondos buitre, entre otros. Y el juez le concedió la prórroga, por ahora sin fecha.

Sin embargo, según consignó hoy el diario La Nación, el domingo, antes de avisar que le era “imposible” viajar, Forcieri había embarcado con destino a Buenos Aires en un avión de American Airlines y con reservas en el hotel Four Seasons. Todo estaba previsto para que se quedara dos días en Buenos Aires, como para declarar en la causa y volver.

El ex jefe del Gabinete de Economía llegó hasta Dallas –primera escala de su vuelo a Buenos Aires- pero con una demora que le hizo perder la conexión. Y en vez de esperar el siguiente vuelo, optó por comprar un pasaje de regreso a Washington, desde donde pidió la prórroga porque no tiene como “delegar” los trabajos que está haciendo hoy en Washington.

En la causa, Rafael Resnick Brenner, el ex jefe de Gabinete de Asesores del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, declaró que Forcieri lo convocó en 2010 para explicarle la importancia que le asignaba el Gobierno a la recuperación de la ex Ciccone y también le presentó a José María Núñez Carmona, el amigo y socio de Boudou, como representante del Ministerio de Economía.

Ante el juez, Forcieri también debe dar explicaciones por un viaje que hizo a Brasil junto a Núñez Carmona y a Alejandro Vanderbroele, el ex apoderado de The Old Fund –la empresa que levantó la quiebra de Ciccone- al que el vicepresidente Boudou asegura no conocer.

Tags relacionados
Noticias del día