APOYO AL GOBIERNO

Carnicerías se meten en la pelea y defienden el cepo a las exportaciones

Según la entidad que agrupa a los comercios de este rubro, una reapertura total de las ventas al exterior no haría más que impulsar un crecimiento en los precios.

El presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, Alberto Williams, defendió el cepo a las exportaciones de carne, y destacó que su precio bajó tras la medida del Gobierno.

En declaraciones radiales, el dirigente sostuvo en este sentido que la carne tiene un precio de acuerdo a la calidad que se compra. "Está la carne premium, el novillo de 140 kilos, la media res, la vaca de consumo, que es más barata. Precio vas a encontrar", señaló.

Puso como ejemplo que la carne tiene un precio de acuerdo a si es de feedlot, o sea de engorde a corral. Con relación a los costos comerciales del carnicero, recordó que "no es lo mismo alquilar en Barracas que en Primera Junta, todo eso influye" en el costo. "El precio real lo va sacar el carnicero con la boleta que le entregan los proveedores", señaló.

Advirtió que el Mercado de Hacienda de Liniers está "incontrolable, se fue a las nubes, subió una barbaridad, hubo que cortar las exportaciones".

Williams es partidario del cepo a las exportaciones de carne vacuna porque dice que los exportadores "siguen comercializando ya que tienen stock, hay que enfriar, es un proceso y lleva su tiempo".

Sobre el descenso de precios de la carne, opinó que "han bajado y bastante".
Dijo que "en el caso de los cortes más populares, como el asado, hay carnicerías que lo están vendiendo a $ 550 el kilo, otras a $ 600 y otras a $ 700 porque compran los premium. Hay que caminar y ver los carteles".

"Hoy el kilo de milanesa en carne premium está entre los $ 680 y $ 750, y había llegado a mil pesos el kilo", destacó Williams.

Carne: la Mesa de Enlace se abroquela y madura su respuesta al Gobierno

Afirmó que "ningún exportador ha dejado de exportar, los frigoríficos exportadores trabajan, pero hay menos ventas. El cepo a las exportaciones estabilizó el precio".
Reconoció que "un kilo de milanesas hoy a $ 700 no lo puede pagar cualquiera. Nadie hace milagros, el precio del asado normal hoy es de $ 650, así y todo es caro".

"Un jubilado no puede comer carne. El que tiene el poder adquisitivo alto puede hacerlo", dijo. Dijo que "los carniceros peleamos para que al cerdo se le diera un fuerte empujón, la gente no está acostumbrada a comer cerdo y la gente no te la lleva, te lleva la carne".

"Un jubilado no puede comer carne. Si se abren las exportaciones los precios se van a las nubes"

"Empezamos vendiendo la bondiola a $ 80 hace un año y pico el kilo, y ahora está a $ 550", indicó. Consignó que "los carniceros hacemos malabares para llegar a fin de mes y el consumidor también".

En tanto, advirtió que "si se abren las exportaciones, el precio de la carne se va a las nubes".

Tags relacionados

Comentarios

  • D

    denisyuktype .

    09/09/21

    manga de pelotudos, cuando se coman la última vaca van a llorar. argentina se merece la mierda que tiene.

    0
    0
    Responder