CAME presenta propuestas para mejorar la competitividad

El documento aborda temas tan diversos el régimen laboral, el sistema tributario, el financiamiento, infraestructura, impulso al mercado interno, incentivos para exportar y la ley Pyme 2.0

Un mes después del acuerdo logrado en Bruselas entre representantes de los países que integran el Mercosur y la Unión Europea, la envergadura de los desafíos y también las posibilidades de aprovecharlo siguen generando repercusiones en los diversos sectores productivos.

Ahora fue el turno de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que hace unos días, le presentó al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, un documento con propuestas para mejorar la competitividad de las pymes, en un contexto en el que el acuerdo Mercosur-Unión Europea.

Sobre el acuerdo, Sica destacó que "el acuerdo tiene un impacto inmediato porque estamos dando un salto de calidad institucional y porque baja la incertidumbre de los inversores". Por su parte, Díaz Beltrán enfatizó que "el acuerdo es una gran oportunidad y un gran desafío. Tenemos que trabajar juntos para el desarrollo nacional".

Para eso, la entidad propone una serie de medidas, muy abarcativas, aunque todas orientadas a mejorar la competitividad en las actividades agroindustriales. Más allá de la ventana que abre la apertura comercial que propone el Gobierno, desde CAME centran su objetivo en la sanción de la llamada ley Pyme 2.0, que "contemple las asimetrías de la estructura productiva nacional, así como también la heterogeneidad regional".

En materia laboral, CAME pide incentivos al primer empleo, basado en exenciones de contribuciones patronales para pymes que contraten a trabajadores de entre 18 y 24 años, simplificar el régimen de trabajadores temporarios y se manifiesta a favor de un Plan Empalme, entre la relación laboral y un posible plan social, pero agilizando el cruzamiento de datos de AFIP y Anses.

En el plano tributario, el eje está puesto en diferenciar cargas impositivas por tamaño de empresas, al tiempo que pide el ajuste por inflación para las pymes, hasta el tramo 1 y beneficios impositivos para la inversión a través de la amortización acelerada. También demanda quita gradual de retenciones para economías regionales y suba de alícuotas para reintegros a la exportación.

En cuanto al mercado interno, propone la creación de un Observatorio de Precios, avanzar en una política de precio justo y reducir la intermediación comercial en el mercado de alimentos frescos y frutihortícola.

A nivel de financiamiento, solicita extender las líneas de crédito a tasa subsidiada para descuento de cheques y reducir el monto de la Factura de Crédito Electrónica, todo en el marco de una "profunda reforma financiera".

Tags relacionados