ESTRATEGIA DIPLOMATICA

Cafiero recibió el apoyo de la UIA para consolidar el Mercosur

El canciller se reunió con Funes de Rioja con quien abordó los espinosos temas que hacen al bloque regional como es el arancel externo común y los acuerdos de libre comercio.

Unas horas antes de viajar a Brasil para afianzar lazos con la administración de Jair Bolsonaro y acercar posiciones en torno a los conflictos que acechan al Mercosur el canciller Santiago Cafiero recibió al presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, con quien coincidió en la necesidad de "consolidar las negociaciones que la Argentina está llevando adelante para fortalecer al bloque regional".

El gesto de la UIA responde a un apoyo necesario que quiere llevar Cafiero a la reunión que mantendrá mañana en Brasilia con su par Carlos Alberto Franco França para abordar los espinosos temas del Mercosur de los ajustes en el Arancel Externo Común y los eventuales acuerdos de libre comercio que Uruguay y Brasil piden hacer con otros países independientemente del bloque regional.

Según informó la Cancillería, durante el encuentro con Funes de Rioja el canciller Cafiero abordó la agenda de inserción internacional de Argentina en lo que respecta al Mercosur y a las cadenas globales de valor. Se coincidió en "la importancia de consolidar las negociaciones que el país está llevando adelante para fortalecer al bloque regional, en función de potenciar a los cuatro países miembro".

Al respecto, Funes de Rioja destacó el rol del Consejo Industrial del Mercosur en función de una estrategia para los cuatro países socios: "somos contemporáneos a un mundo que plantea grandes desafíos en materia de comercio internacional y producción. Si queremos ser protagonistas de peso en este mundo, resulta clave fortalecer la cooperación regional en el ámbito del Mercosur. Para ello, los gobiernos y los sectores productivos deben dialogar y aunar esfuerzos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos", dijo. 

A la vez, el titular de la UIA agregó que "si logramos consolidar las cadenas regionales de valor para lograr una inserción internacional inteligente, vamos a generar empleo de calidad para luchar contra la pobreza y las asimetrías existentes en cada uno de los países que conforman el bloque".

Este es el mensaje que transmitirá Cafiero en línea con lo que piensan los empresarios de Brasil de la poderosa FIESP, la Cámara de empresarios de San Pablo. Los equipos técnicos de UIA y la Cancillería argentina continuarán trabajando en la agenda del encuentro con vistas a una futura participación de Cafiero y Todesca Bocco en el Comité Ejecutivo de UIA.

El encuentro de la Cafiero con Funes de Rioja se da justo un día antes del viaje del canciller a Brasil para negociar milimétricamente cada planteo de los países vecinos, evitar una fractura del Mercosur, arrimar propuestas concretas y avanzar en otros temas que no sean conflictivos.

Esto fue lo que anteayer dialogó Cafiero en el Palacio San Martín con su par de Uruguay Francisco Bustillo y que desplegará mañana cuando viaje a Brasilia para ver al canciller de Brasil, Carlos Alberto Franco França.

"Lo central de este momento es recomponer las negociaciones y evitar la fractura del Mercosur", expresó a El Cronista un allegado a Cafiero pocas horas después del encuentro "fructífero" con el canciller de Uruguay.

Cuando Cafiero habla de "recomponer las negociaciones" se refiere a dos ejes de conflicto concreto en el Mercosur para los cuales tiene previsto una hoja de ruta que le encomendó el presidente Alberto Fernández:

1-ARANCEL EXTERNO COMUN. El arancel máximo que se aplica desde el bloque regional es del 35 %, pero el promedio aplicado es del 12 %, frente a una media global de 5,5 %. Brasil, junto con Uruguay, pretenden aplicar una reducción arancelaria de hasta el 50% para instrumentar antes de fin de año. La Argentina es más proclive a rebajas "moderadas y selectivas, que no afecten a la producción de manufacturas nacionales. Pero ante una tesitura de Jair Bolsonaro y Luis Lacalle Pou el presidente Alberto Fernández estaría dispuesto a proponer en el bloque una rebaja gradual de aranceles en insumos y algunas materias primas. Pero dejará en claro que no se deben tocar los aranceles en productos de la cadena automotriz, los textiles o el calzado porque ello terminará afectando a la producción de cada uno de los miembros del bloque.

Cafiero irá a Brasilia con estos planes bajo el brazo aunque antes de eso desmenuzó anteayer la estrategia diplomática en el piso 13 de la Cancillería con el embajador argentino Daniel Scioli, quien le armó la agenda con Franca y lo persuadió a contar con respaldo de los industriales argentinos.

En este sentido, para negociar el espinoso capítulo de aranceles en el Mercosur el canciller Cafiero buscó el apoyo de la Unión Industrial Argentina (UIA). 

2-ACUERDOS COMERCIALES. La decisión de Uruguay de avanzar en acuerdos de libre comercio en forma unilateral con otros países es otros de los ejes de conflicto en el Mercosur. Cafiero cree que se debe encauzar esta tesitura bajo la fórmula diplomática de "flexibilización con consensos". Aunque la tarea no parece nada sencilla ya que Brasil también avala la idea de Lacalle Pou.

En este contexto, el canciller Cafiero cree que hay margen de maniobra con plazos y acuerdos paulatinos que se pueden dialogar en el bloque antes de llegar a la posición dura que mostró el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, quien hace poco expresó tajante: "el Mercosur se va a modernizar y quien esté incómodo que se retire".

Un allegado a Cafiero expresó a El Cronista que "la Argentina continuará trabajando de manera amistosa y en favor de los sectores productivos y el empleo regional con los gobiernos de Brasil, Uruguay y Paraguay. El diálogo y el consenso son las herramientas características del Mercosur, una creación colectiva que cumplió 30 años".

Compartí tus comentarios