Buenos Aires tiene Presupuesto y se reconfigura la relación de Kicillof con los intendentes

Será de $ 1,9 billones. Se sextuplicó el monto que la Provincia enviará directamente a los municipios

El presupuesto de la Provincia de Buenos Aires de $ 1.9 billones que se aprobó el martes reconfiguró la relación entre el gobernador Axel Kicilof y los intendentes de la Provincia ya que aumentó el financiamiento directo para los municipios en $ 12.000 millones e introdujo varios cambios solicitados por los oficialistas y opositores casi de manera coordinada. 

Ese monto surge del Fondo de Infraestructura Municipal que se distribuye por la negociación relacionada por el nuevo endeudamiento provincial, cercano a los u$s 600 millones y sólo un 20% mayor que el negociado en la primera gestión de María Eugenia Vidal, en 2016.

Por la emergencia que provocó la pandemia, durante 2020 los municipios recibieron casi el doble de los fondos proyectados al inicio de año. La devolución de ese dinero se realizará a partir de diciembre del año próximo. 

 

Otro de los aspectos discutidos fueron los fondos destinados para el funcionamiento policial y las atribuciones municipales para el destino de los mismos. Las negociaciones pudieron encaminarse tras acercar las pretensiones de los intendentes y del Ministerio de Seguridad, que había estipulado porcentajes muy precisos para los gastos en cámaras, tecnología, infraestructura u otros gastos generales.

Esa regulación hacía que los jefes comunales, los que reciben los reclamos directos por la inseguridad en sus comunas, no pudieran utilizarlos para lo que creían más urgente. Entre las limitaciones estaban la posibilidad de pagar más horas extras, adquirir vehículos o colocar más infraestructura que la preexistente. Esos gastos, si son modificados, se direccionarán luego de un nuevo diálogo entre las partes.

En un acto de responsabilidad institucional, la Legislatura bonaerense debatió y aprobó el Presupuesto y la Ley Fiscal 2021.

Esto nos permite marcar el camino para la reconstrucción de la Provincia.

— Axel Kicillof (@Kicillofok) December 23, 2020

La semana pasada las negociaciones venían muy trabadas. La continuidad o no del procurador general, Julio Conte Grand, nunca explicitadas por ningún sector oficialmente, y el futuro nombramiento de dirigentes vinculados con la oposición para los cargos vacantes en los organismos de control y otras entidades públicas bonaerenses como las energéticas y el Banco Provincia, llevaron para otro lugar la definición del presupuesto. 

Además, todas las conversaciones estuvieron atravesadas por las fortísimas tensiones internas dentro de cada bloque legislativo que amplifican las diferencias subyacentes en cada espacio. Luego de varios días en silencio, como siempre sucede, las coincidencias aparecieron. Es que no se estaba muy lejos del acuerdo de algo tan imprescindible para todos los involucrados. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios