Con la interna caliente, Alberto Fernández parte de gira al exterior en busca de inversiones

El Presidente viajará el lunes a Europa y tendrá un tiempo sosiego cuando ebullen las diferencias. La gira abordará necesariamente la situación que atraviesa la comunidad internacional por la guerra entre Rusia y Ucrania.

En medio de la pelea interna con Cristina Kirchner y en plena ebullición geopolítica en Europa por la guerra desatada en Ucrania, el presidente Alberto Fernández viajará el próximo lunes a nueva gira internacional por España y Alemania.

La portavoz oficial, Gabriela Cerruti, confirmó el viaje para el próximo lunes a España y Alemania. Dijo que la Cancillería va a confirmar la agenda en las próximas horas y que se trata de una visita para buscar inversiones.

A la vez, fuentes calificadas de la Casa Rosada confirmaron a El Cronista el viaje del Presidente a estos dos países y la decisión tomada de no ir a Francia. El viaja ya está resuelto. Sólo que ahora se están ultimando los detalles y la agenda de la nueva gira internacional. 

La gira internacional le servirá al Presidente para "tomar un poco de aire" y salir de la puja interna con Cristina Kirchner evaluaban anoche allegados al jefe de Estado.

Alberto Fernández almuerza con Sergio Massa, que antes se reunió con Cristina Kirchner

Se realizó el acto de apertura del Seminario Internacional de Producción, Educación, Trabajo y Desarrollo

En rigor, el Presidente ya estuvo en junio del año pasado en España donde se reunió con el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y mantuvo reuniones con empresarios ibéricos. Ahora el embajador en Madrid, Ricardo Alfonsín le prepara una nueva visita aunque con muy poco margen para encarar este viaje. 

En el Gobierno no dieron detalles aún del contenido de la visita a España. Tampoco hay detalles de la agenda. Por ahora se sabe que España no tiene previsto desplegar inversiones en la Argentina aunque sí lo hará en el resto de América latina, según reveló un informe que dio a conocer esta semana El Cronista. No es una buena noticia para el Presidente.

España apuesta más a la región pero pasa por alto a la Argentina

Alberto Fernández viajará con una comitiva muy reducida que estará integrada en principio por el canciller Santiago Cafiero; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la portavoz oficial, Gabriela Cerruti, y uno o dos ministros. No mucho más.

A la vez, en Alemania el presidente Alberto Fernández volverá a insistir con una agenda de posibles inversiones y aumento del flujo comercial bilateral. En febrero del 2020 el Presidente visitó Berlín como parte de la gira europea donde fue a buscar respaldo político en medio las negociaciones por el acuerdo con el FMI.

En aquella oportunidad Alberto Fernández estuvo reunido con Ángela Merkel quien ya se retiró del poder. Ahora estará previsto un encuentro con el sucesor de Merkel, canciller Olaf Scholz.

En términos de relaciones bilaterales la Argentina tiene con Alemania una nutrida agenda de intercambio comercial, cooperación en materia de ciencia y tecnología, defensa y energía. De hecho, Alemania tiene previsto la construcción de la represa Chihuido en Neuquén como uno de los proyectos centrales.

Una obra demorada y con internas entre sus socios aguarda al FMI para conseguir u$s 1900 millones

Fuentes diplomáticas de Alemania confirmaron a El Cronista que están trabajando a destajo para completar la agenda oficial y el embajador argentino en Berlín, Pedro Villagra, también se encuentra abocado a este viaje que surgió con poco tiempo de antelación.

De todas maneras, la llegada de Alberto Fernández a España y Alemania se da en medio de un clima de fuerte tensión por la invasión de Rusia a Ucrania. En el caso de Alemania, como presidencia pro témpore de los países del G7 se espera que la administración de Sholtz insista con un pedido que ya hizo Alemania a la Argentina para aplicar sanciones económicas a Rusia, hecho que la Argentina hasta ahora se niega a aplicar.

 Por otra parte, quedó descartada la visita de Alberto Fernández a Francia que se había evaluado hacer. Es que el primer Emanuel Macron, quien acaba de ganar las elecciones y va por un nuevo mandato, deber reorganizar su gabinete antes del 13 de mayo por lo que no contaba con lugar en la agenda para recibir visitas externas.  

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios